23-04-2019 / 16:29 h EFE

Tras ganar en su debut en el último Barcelona Open Banc Sabadell-Trofeo Conde de Godó de su carrera, David Ferrer aseguró que físicamente se siente bien y que le hace "feliz" haberse ganado la posibilidad de jugar de nuevo en la pista central este miércoles.

"Me siento bien, la verdad que es lo que quería. Perder contra los mejores jugadores posibles. Mañana jugaré contra Pouille en la pista central, y eso me hace feliz. Por jugar en la central y por hacerlo contra un jugador de esas características", explicó Ferrer después de derrotar (6-3 y 6-1) a Misha Zverev.

"Intento aparcar las emociones y centrarme en cada partido y en cada punto, y vivirlo al máximo. Intento no pensar en ello, en que es mi último Godó. Disfrutar esta victoria, descansar y alimentarme bien y mañana afrontarlo con las máximas garantías", insistió el alicantino.

Ferrer no ocultó que le gustaría cruzar su camino por última vez con el de Rafa Nadal en la tierra catalana, una circunstancia que podría darse en octavos de final, pero quitó importancia a esa hipótesis.

"Me gustaría (enfrentarse a Nadal), pero al salir el cuadro no lo pensé, porque para que pasara yo tenía que jugar dos partidos y Rafa uno. Yo mañana tengo que jugar contra un jugador muy bueno. Ya se verá", valoró.

Este miércoles le espera en segunda ronda Lucas Pouille, 32 del ránking mundial y decimoquinto cabeza de serie, un tenista al que David Ferrer definió como un jugador "con mucho talento", en un encuentro que será, según el español, "difícil y duro".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD