21-04-2019 / 11:59 h EFE

El servicio de teleasistencia domiciliaria del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS) atendió el año pasado a 1.877 personas en situación de dependencia, un 29,5 por ciento más que el anterior, un incremento que consolida la tendencia ascendente de los últimos tres años.

En 2018 se dieron de alta en este servicio 779 personas, frente a las 424 de 2017, y el número de bajas fue de 286, según la memoria de la empresa Servicios de TeleAsistencia S.A, que lo gestiona.

Los usuarios se reparten entre 91 de los 102 municipios de Cantabria y Santander es el que más beneficiarios acumuló.

Ocho de cada diez usuarios superan los 80 años y más de tres cuartas partes son mujeres, que superan a los hombres en todos los tramos de edad, una proporción más acusada a partir de los 75. De hecho, el perfil mayoritario es el de una mujer mayor de 84 años.

La media de edad se sitúa en 81,6 años, similar a la del año pasado, aunque ha variado la distribución por tramos de edad: Los mayores de 85 años se han incrementado hasta alcanzar el 71,35 % del total, y el grupo de 80 a 84 años se ha reducido prácticamente a la mitad, pasando de un 20,63 % en 2017 a un 10,7 %.

Teniendo en cuenta la distribución por edades y sexo, 7,5 de cada 10 hombres superan los 80 años, y 6,5 de cada 10 tienen 85 años o más.

En el caso de las mujeres, más del 84 % superan los 80 años y más del 73% tienen 85 o más. Además, 7 de cada 10 personas usuarias vivían acompañadas, más los hombres (84%) que las mujeres (67,2%).

La memoria recoge además que 139 personas utilizaron alguno de los 124 dispositivos que había instalados en los domicilios, entre los que destacan detectores de caída, de fuego o humo, de gas y de inactividad.

En concreto, 39 personas recurrieron a la teleasistencia móvil, a través de alguno de los 33 servicios activos en 2018.

Además, se gestionaron 19.832 comunicaciones entrantes a través del sistema de teleasistencia, mientras que las llamadas efectivas ascendieron a 33.611.

También se realizaron 1.748 visitas en el domicilio de las personas usuarias.

El Gobierno recuerda en una nota que el servicio de teleasistencia domiciliaria consiste en un dispositivo conectado a la línea telefónica.

Cuando lo necesite, el usuario sólo tiene que pulsar un colgante que le pone en contacto con el centro de atención, desde donde le atienden y movilizan los recursos necesarios.

Se trata, destaca el Gobierno, de un servicio que promueve el entorno habitual de la persona en situación de dependencia que vive solo o pasa solo gran parte del día y de forma específica asegura una atención en situaciones de emergencia.

También pretende garantizar una atención inmediata y adecuada ante situaciones de emergencia, promocionar tranquilidad y seguridad, potenciar la autoestima y la calidad de vida, y ayudar a disminuir la sobrecarga de las personas usuarias del servicio, añade.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD