20-04-2019 / 12:19 h EFE

Dos autoras, las profesora del Departamento de Derecho de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) Paz Francés, y la profesora de la Universidad de San Buenaventura (Cali, Colombia), Diana Restrepo, abogan en un libro por la abolición de las cárceles, una institución que califican de "aberrante".

El libro, titulado "¿Se puede terminar con la prisión? Críticas y alternativas al sistema penal", publicado por la editorial Catarata, plantea que abolir las cárceles "es una necesidad social urgente y real, por la sistemática vulneración de los derechos de las personas presas", ha explicado Paz Francés en una entrevista con Efe.

Desde el siglo XVIII, cuando se crea el modelo carcelario que conocemos en la actualidad, "se ha demostrado que no hay exclusivamente una privación de libertad, sino que los derechos fundamentales de las personas son sistemáticamente vulnerados", ha afirmado la coautora de la obra.

En el libro se aportan algunos datos ilustrativos, como el hecho de que, desde el pasado 1 de abril, hayan fallecido en las cárceles españolas 45 personas, casi todas por suicidios y sobredosis. Hace dos semanas, se suicidaron cuatro presos en las cárceles de la Comunidad de Madrid.

En todo el mundo, ha indicado Francés, hay 11 millones de personas encarceladas, la cifra más alta de la historia. En España, antes del Código Penal de la democracia, en 1990, había 33.000 presos y en la actualidad son casi el doble, 65.000. "Que en el franquismo hubiera menos personas en la cárcel que hoy en día es llamativo", ha subrayado la profesora universitaria.

Francés ha indicado en ese sentido que la cárcel, "al poco de su nacimiento, ya entra en crisis. Se lleva criticando desde el siglo XVIII, y es muy extraño que socialmente estos discursos acerca de la necesidad de abolir la cárcel sigan sonando tan lejanos".

En la obra, Francés y Restrepo hacen un planteamiento más amplio, porque no solo hablan de abolir la prisión, sino que "ponemos en el centro la necesidad de pensar en la cultura de castigo en la que vivimos", ha declarado la profesora.

La investigadora de la UPNA considera que no hay que esperar a que tener "una sociedad perfecta" para que no existan las prisiones, sino que el planteamiento es el contrario: "Abolirlas es necesario para que esa nueva sociedad se realice en las mejores condiciones de vida".

"Y es que no solo recurrimos al castigo en el ámbito penal, sino también en todos los ámbitos e instituciones que esta civilización ha creado", ha afirmado Francés, quien ha resaltado que en el libro se plantea si la eliminación de los castigos en los colegios, el cierre de los "manicomios" o la supresión de la esclavitud puede tener algo que ver con el actual movimiento "abolicionista" de las cárceles.

Al respecto, ha declarado que en nuestra sociedad "está instalada la idea de que no se puede pensar en un mundo sin cárceles, pero, si vemos todas las expresiones de violencia y de dominación que se dan en la cárcel y el fracaso, como ampliamente se reconoce, del objetivo de la reinserción, tenemos que empezar a pensar en abolir la prisión".

En el libro, ha comentado Francés, no se presenta un "manual de instrucciones" para lograr ese objetivo, sino que "planteamos lo que tenemos que hacer cada una de las personas en la colectividad y en la Justicia para acercarnos a la transición hacia un modelo más justo".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD