19-04-2019 / 12:50 h EFE

El municipio ciudadrealeño de Alamilllo repetirá este sábado, un año más, su tradición de quemar muñecas y mantear muñecos que representan a Judas, que han sido confeccionados por los vecinos del pueblo, entre la noche del Sábado de Gloria y la madrugada del Domingo de Resurrección.

Se trata de una tradición "única en España", que ha aspira a ser declarada como fiesta de 'Interés Turístico Regional' según ha indicado a Efe la alcaldesa de Alamillo, Mercedes Escabias.

Consiste en la quema de muñecas en la noche del Sábado de Gloria y el posterior manteo de los muñecos de Judas ya en el Domingo de Resurrección, que previamente han sido confeccionados por los vecinos de Alamillo de forma artesanal.

Las muñecas y los Judas son símbolos de un ritual que asimila la muerte del invierno y la resurrección de la primavera, de hecho, se identifica al Judas como el invierno que muere, duerme o baja a los infiernos cargando los pecados de la comunidad que se expulsan así mágicamente mientras que las muñecas personifican la primavera que retorna, trayendo el sol, la fecundidad y el amor.

Como antesala a la quema, todos los vecinos, sin distinción de edad, realizan y muestran en los días que anteceden al Sábado de Gloria sus personajes tanto en grupos mixtos de jóvenes y niños o grupos de adultos que enseñan a los menores a realizar las técnicas de confección.

La base de la construcción de la muñeca es una cruz de madera que pende de su brazo corto para ser colgada en dos cuerdas desde los balcones de Alamillo, mientras que la forma deseada se consigue con la utilización de papel ideal para que sea quemada una vez caiga la noche.

El remate final se realiza con papel de colores variados mientras que la cabeza, adornada con un lazo, es una bolsa de tela donde se dibuja la cara y el pelo suele ser de papel, lana o tela.

En la elaboración del Judas se buscan y recogen ropas viejas o pasadas de moda que se cosen con fuerza, del revés, por todas las aberturas y se vuelven del derecho.

Una vez unidos piernas y torso se rellena el cuerpo con paja o, en su defecto, bolas de papel o trapos como marca la tradición ancestral del municipio desde hace siglos.

Todos los personajes confeccionados serán expuestos en las calles la tarde de este Sábado de Gloria, para ser quemadas a media noche en una calle llena de vecinos.

Para la quema, grupos de mozos suben a dos balcones opuestos en la calle y otros permanecen en el suelo encargados de atar las sogas a los brazos y manos de las muñecas, con el fin de hacerlas girar desde balcones enfrentados para que comiencen arder al ser volteadas en el aire, describiendo una circunferencia perfecta en la oscuridad.

Y ya al día siguiente se lleva a cabo el manteo de los Judas, para lo que se utilizan habitualmente mantas viejas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2019
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD