17-04-2019 / 17:01 h EFE

El profesor del Departamento de Construcción, Instalaciones y Estructuras de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra, Joaquín Torres, ha asegurado a Efe que el incendio de la catedral de Notre Dame debe servir de "alerta" para revisar el patrimonio inmueble español.

Torres, experto en rehabilitación de edificios históricos, ha aseverado que en España "se hacen muchas cosas bien" en este ámbito, pero la conservación de los edificios depende de las labores cotidianas de mantenimiento que se deben llevar a cabo en los mismos.

El "desgraciado suceso de Notre Dame" en París debe servir para "ponernos en alerta y hacer repaso de lo que tenemos a mano", ha declarado Torres, quien ha aseverado que, "si algo nos ha enseñado este suceso es que el patrimonio es vulnerable y, ante eso, lo único que cabe es la prevención".

El especialista ha considerado que aún es pronto para saber qué afección han tenido realmente las bóvedas de piedra de Notre Dame: "En un primer momento, parece que buena parte de esas bóvedas están en pie y eso ha salvaguardado también parte del interior, como era previsible".

"Habrá que esperar a una evaluación de daños más a fondo, pero en principio es buena noticia", ha dicho Torres, quien ha explicado que el fuego puede haber causado daños superficiales a la piedra caliza de la catedral, pero "lógicamente es un material no combustible" y aguanta bien las llamas.

El problema de estructuras de piedra como la de Notre Dame, ha agregado, es que, al estar formadas las cubiertas por arcos góticos y nervaduras, un incendio en una parte del edificio puede provocar una sobrecarga en otras y que se desequilibre toda la estructura.

A partir de ahora, ha comentado, se debe realizar un estudio minucioso de las causas del incendio y del estado en el que se encuentran las distintas partes del edificio, pero al mismo tiempo hay que asegurar el mismo para evitar daños y derribos mientras se hace esta evaluación.

Después, ha indicado, se debe determinar la intervención a realizar en la catedral, para lo que, probablemente, se elabore un plan director en el que se marquen los pasos a dar y que culmine en con la redacción del proyecto de restauración.

Torres ha apuntado que, por ahora, es muy difícil establecer plazos, ya que existen tecnologías modernas y medios auxiliares que pueden agilizar la restauración, pero "también es cierto que a día de hoy ni conocemos el alcance de los daños con seguridad y muchas de las labores de restauración serán trabajos artesanales que requieren un tiempo más dilatado" de lo normal.

El especialista de la Universidad de Navarra ha reconocido que, históricamente, tras un siniestro de este tipo, la restauración se ha hecho siguiendo el estilo arquitectónico del momento en que se hace la rehabilitación, aunque quizás este no sea el caso.

Ahora, "en una reconstrucción después de una catástrofe, de un derrumbe traumático como puede ser éste, los criterios internacionales tienden a apuntar hacia una reconstrucción del edificio", pero "eso no significa que, aunque se haga algo idéntico a la cubierta de Eugène Viollet-le-Duc del siglo XIX, no sea una intervención de nuestro momento".

Los materiales y las técnicas que se utilicen "seguramente sean las tradicionales, potenciando esa integridad de la obra de arte, del monumento, y de todos los valores que encierra", pero "en este tipo de obras siempre hay una mezcla, un balance entre innovación y tradición que las hace muy interesantes", ha concluido.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2019
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD