16-04-2019 / 17:31 h EFE

Ibiza, 16 abr El joven considerado por un jurado popular culpable de la la muerte de Santiago Garrido ha sido condenado a 22 años de prisión y al pago de 320.000 euros de indemnización a los familiares y la pareja del fallecido.

El presidente del Tribunal del Jurado considera a S.G.Z. autor responsable de un delito de asesinado por alevosía y otro de robo con violencia y uso de instrumento peligroso, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJB). Según la sentencia, el condenado deberá pagar 200.000 euros a los padres de Garrido, 60.000 a los hermanos y otros 60.000 a la pareja del fallecido. Además, no podrá comunicarse y acercarse a la familia de la víctima durante 32 años.

Por otra parte, el magistrado condena al otro acusado, C.G.P., como autor de un delito leve de maltrato a la pena de 2 meses de multa, a razón de 10 euros al día.

Aun así, el juez aprecia que esta pena ya debe considerarse cumplida por el tiempo que ha pasado en prisión preventiva. Asimismo, el magistrado lo absuelve del delito de asesinato y robo con violencia y uso de instrumento peligroso. Los hechos ocurrieron en la madrugada del día de Navidad del 2017 en el cruce de las calles Formentera con Asturias, en el barrio de ses Figueretes, en Ibiza. De acuerdo a los hechos probados contemplados en el veredicto, los acusados se toparon por la calle con Garrido, de 23 años, después de haber hecho botellón en la zona del Paseo de ses Figueretes. Tras insultarle e increparle, los agresores empujaron y golpearon a Garrido, y S.G.Z. le propinó un golpe en la cabeza con una botella de ron que llevaba en la mano.

El botellazo le tiró al suelo y le dejó aturdido, momento que el acusado aprovechó para coger el móvil de la víctima que se había caído al suelo y llevárselo.

El agredido logró restablecerse del golpe y llegar hasta el domicilio de sus padres, donde se acostó en uno de los dormitorios. Cuando su madre fue a despertarlo sobre las 11.00 horas, lo encontró fallecido. Como consecuencia del golpe, la víctima presentaba traumatismo craneal contuso cerrado, con hemorragia subaracnoica, fractura de hueso temporal izquierdo y hematoma subdural agudo. El pasado 5 de abril el Tribunal del Jurado emitió su veredicto de culpabilidad de asesinato y robo con violencia contra S.G.Z. y dictaminó que el otro acusado era únicamente autor de un delito leve de lesiones.

La sentencia no es firme y cabe recurso de apelación ante la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares.

la/tar

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD