14-04-2019 / 22:49 h EFE

El diputado Waldir Soares, jefe del grupo del oficialista Partido Social Liberal (PSL) en la Cámara Baja de Brasil, lanzó duras críticas contra el presidente Jair Bolsonaro, al que acusó de haber "criminalizado" al Congreso, en una entrevista divulgada este domingo en el diario Estado de Sao Paulo.

Soares aseveró que el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, actúa como "primer ministro" de facto y se ha ganado el favor de los diputados, mientras que Bolsonaro sigue una estrategia de confrontación, influenciado por el profesor Olavo de Carvalho, considerado una suerte de "gurú" del mandatario.

"Cuando el presidente (Bolsonaro) creó las expresiones 'vieja política' y 'nueva política' criminalizó la conducta del Parlamento. Coloco a todos los parlamentarios en el mismo saco", dijo Soares, que es comisario de la Policía.

El diputado admitió que hay colegas en la Cámara Baja que "responden a procesos" por corrupción, pero que hay otros "espectaculares" a los que el mandatario necesita ganarse para poder gobernar.

"Nadie va a votar con el Gobierno porque Bolsonaro tenga los ojos azules (...) Está faltando convencer, agradar. El Parlamento es muy sensible", indicó.

En su opinión, el Gobierno de Bolsonaro, en el poder desde el 1 de enero pasado, "no tiene base" parlamentaria porque apostó por una estrategia de articulación política "equivocada".

"El presidente escogió ministros técnicos para el primer escalón apostando en las bancadas temáticas (como la de la bala, la evangélica o la de los hacendados) y las bancadas temáticas solo votan asuntos de su interés. El Parlamento está ligado a los líderes de los partidos", explicó.

Soares comentó que el ministro de la Presidencia, Onyx Lorenzoni, no está consiguiendo sumar el apoyo de los congresistas e instó a Bolsonaro "a llamarles para gobernar".

También afirmó que la "gran fricción" que existe hoy en el Ejecutivo es por culpa de la influencia que tiene Olavo de Carvalho.

"Tiene que apartar su influencia del Gobierno. Quien tiene que tener influencia es el presidente", aseveró.

En cuanto a la polémica reforma de las pensiones presentada por el Gobierno, el jefe oficialista del PSL, la formación que llevó a Bolsonaro a la Presidencia, aseguró que quien manda en su trámite es el jefe de los diputados, Rodrigo Maia.

"Rodrigo Maia es el primer ministro. Nosotros no tenemos parlamentarismo, pero el primer ministro, en este momento, es Rodrigo Maia", manifestó.

Bolsonaro y Maia han mantenido duros cruces dialécticos dentro de las negociaciones para aprobar la reforma de las pensiones.

Maia llegó a decir que Bolsonaro debía "asumir el liderazgo" del debate y dijo incluso que el gobernante estaba "jugando a presidir el país", pero no lo hacía en forma efectiva.

Según el diputado oficialista, Maia tiene el control de 330 de los 513 diputados, mientras que Bolsonaro no tiene ni "200, como mucho 100". Para la aprobación de la reforma del sistema de pensiones se necesitan tres quintos de los votos (308 de 513).

"Si la reforma es aprobada, el mérito será del 'primer ministro' Rodrigo Maia", señaló.

"Bolsonaro resolvió construir con Olavo (de Carvalho). Rodrigo (Maia) escogió construir con el Parlamento. Son decisiones y pueden cambiar en cualquier momento", añadió.

Preguntado sobre si cree que puede ser apartado de la posición de jefe del PSL en la Cámara Baja, Soares afirmó que "tiene fuerza y cartas en la manga".

"¿Sería bueno un diputado como yo en la oposición? ¿Un diputado de la casa, que conoce los secretos de la casa? No estoy sumiso al presidente. No debo mi mandato a él. Mi jefe es el elector", sentenció.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Marzo 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD