13-04-2019 / 13:31 h EFE

La Región de Murcia reivindicó en Bruselas la eliminación del "cuello de botella" que se produce en el tramo de ferrocarril entre Montpellier-Perpiñán, de apenas 20 kilómetros, que bloquea las exportaciones de los productos e impide que España pueda integrarse plenamente en el Corredor Mediterráneo.

Según la Región de Murcia, debiera ser una prioridad para las instituciones europeas para garantizar la continuidad y operatividad de esta infraestructura, según expuso el director general de Transportes, Costas y Puertos, José Ramón Díez de Revenga, durante la reunión del grupo de transportes de la Conferencia de Regiones Periféricas y Marítimas (CPRM) celebrada esta semana en Bruselas.

"Una pequeña sección de ferrocarril que imposibilidad a una región periférica mediterránea, como es la Región de Murcia, colocar de forma más competitiva sus productos agroalimentarios en el corazón de Europa", explicó y recordó que semanalmente salen más de 5.000 camiones para abastecer de frutas y hortalizas al resto de Europa, prácticamente todos por carretera porque no está disponible una conexión ferroviaria competitiva.

Díez de Revenga consideró necesario establecer "prioridades" enfocadas en la puesta en servicio de tramos completos de las redes transeuropeas y, puesto que son infraestructuras lineales, es necesario que existan varios tramos interconectados para que se puedan poner en servicio.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD