09-04-2019 / 20:10 h EFE

Juana Rivas ha interpuesto ante la justicia italiana dos nuevas querellas contra su expareja, Francesco Arcuri, por presuntos malos tratos a sus hijos a raíz de nuevos partes de lesiones emitidos por personal médico.

La interposición de las nuevas querellas se produce después de que la Fiscalía italiana archivara recientemente ocho denuncias por maltrato presentadas entre el 2016 y el 2018 por Rivas contra su expareja, por considerar que no existen pruebas.

Entre esas denuncias se encuentra la realizada por Juana Rivas en julio del 2016 en España, en la que se basó para negarse a entregar a los niños, de 12 y 4 años, a su padre.

En un comunicado fechado este martes, el equipo jurídico italiano de Rivas rechaza que el Ministerio Público en el Tribunal de Cagliari dispusiera el pasado 2 de febrero la acumulación "improcedente" de esa denuncia por violencia de género presentada por Rivas contra Arcuri en España, con las otras seis que interpuso contra su expareja por malos tratos, físicos y psicológicos a sus dos hijos, y que instara además al archivo de todas ellas.

Explica el equipo jurídico que frente a esa instancia de archivo, "llevada a cabo sin tan siquiera haber escuchado a Juana Rivas ni a los menores", el pasado 3 de marzo presentaron un recurso de oposición cuestionando la forma y el fondo de las actuaciones -"o más bien de la falta de actuaciones", precisa- llevadas a cabo por el Ministerio Público en la fase de investigación.

Como respuesta al citado recurso de oposición, "basado en multitud de pruebas documentales y testificales que acreditan la realidad de los hechos denunciados por la señora Rivas", la jueza competente ha convocado una audiencia para el próximo 3 de julio.

Además, a raíz de "nuevos partes de lesiones emitidos por personal médico", Juana Rivas ha interpuesto dos nuevas querellas contra Francesco Arcuri por malos tratos a sus hijos.

Los niños viven con el padre en el municipio italiano de Carloforte, en la isla de San Pietro, en el sur de Cerdeña, desde agosto de 2017, cuando Rivas acató la orden judicial en España que la obligaba a entregárselos a su padre.

El pasado 14 de marzo la Audiencia de Granada confirmó la condena contra Juana Rivas a cinco años de prisión por dos delitos de sustracción de menores, impuesta por el Juzgado de lo Penal 1, después de que permaneciera en paradero desconocido en el verano de 2017 junto a sus dos hijos para no entregárselos al padre.

Además de los cinco años de cárcel, Juana Rivas fue condenada a seis años de inhabilitación para la patria potestad de sus dos hijos y el fallo confirmado por la Audiencia la obligaba también a pagar las costas procesales, incluidas las de la acusación, y a indemnizar a Arcuri, que fue condenado en 2009 en España por maltrato.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD