09-04-2019 / 19:40 h EFE

El comisario Carles Anfruns, jefe de la región policial metropolitana de Barcelona, ha prometido este martes la "más absoluta lealtad" del cuerpo al Poder Judicial y ha asegurado que, con independencia de la óptica política, "nadie puede sembrar dudas" sobre el "ADN" de la policía autonómica.

Los Mossos d'Esquadra de la Región Policial Metropolitana de Barcelona se han reunido en el Palacio de Congresos de la capital catalana para conmemorar el Dia de les Esquadres después de que el año pasado realizaran el acto a puerta cerrada tras la tensión por el proceso independentista.

Durante su discurso, Anfruns ha asegurado a los "miembros de la Judicatura" que cuentan "con la más absoluta lealtad" de los Mossos d'Esquadra, así como también la Guardia Civil, la Policía Nacional, la Guardia Urbana y la Policía Portuaria.

Afruns ha defendido la "credibilidad" de los Mossos y ha asegurado que "nadie puede sembrar dudas" sobre el "ADN" del cuerpo, "independientemente del color desde el que nos quieran mirar".

Por su parte, el subinspector Jordi Arasa, subjefe del área regional de recursos operativos, ha defendido el "mínimo uso de la fuerza" en las intervenciones para "no pisar los derechos y libertades y ha reconocido que a veces no les "gusta" las tareas que tienen que llevar a cabo.

Arasa, condenado en 2014 por golpear al exdiputado de la CUP David Fernàndez durante las movilizaciones del 15M que querían evitar el desalojo de Plaza Catalunya, ha asegurado que la policía que "quieren" no es la que desahucia o usa el "bastón", aunque esas tareas sean "lo que tienen que hacer".

"Hay muchas manifestaciones en las que, para garantizar la seguridad (...) tenemos que impedir la libre circulación de las personas, usar el bastón de defensa o detener a jóvenes a quienes nadie les ha explicado que lanzar piedras contra la policía es un delito (...). Cuando vemos estas imágenes, no es la policía que queremos, tampoco es lo que nos gusta, pero es lo que tenemos que hacer", ha dicho.

El subinspector también ha señalado las reducciones de plantilla que ha sufrido el cuerpo en los últimos años y ha opinado que los recursos disponibles para invertir en orden público "no son suficientes".

Durante la ceremonia se ha hecho entrega también de una placa conmemorativa a los miembros de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la comisaría del distrito de Ciutat Vella, que recogió un total de 37.914 incidentes el pasado año, lo que supone una media diaria de 103 casos, casi un 20 % más que en 2017, y se realizaron 4.788 detenciones, un 40 % más que el año retrasado.

El subinspector de esa comisaría Víctor Martín ha alertado de que los agentes a menudo se ven obligados a dar una "respuesta asistencial superior a la que les tocaría policialmente", una medida que a su juicio debería "ser ejercida por los organismos competentes" y no por los mossos.

Además de dicha distinción, la Región Policial Metropolitana Barcelona ha entregado quince felicitaciones y doce condecoraciones externas referentes a 2017, así como 238 felicitaciones y 18 condecoraciones a mossos por su labor durante 2018.

De entre todos los reconocimientos, cinco condecoraciones y doce felicitaciones han sido a personas y entidades externas relacionadas con el atentado de las Ramblas, entre ellos los responsables de tres locales comerciales, un bombero y un agente del SEM (Sistema de Emergencias Médicas).

El acto ha sido presidido por el comisionado de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Amadeu Recasens, después de que la alcaldesa Ada Colau tuviera que cancelar su presencia por una "contingencia de última hora.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD