09-04-2019 / 19:40 h EFE

El gobierno catalán ha culpado este martes al Estado de que Cataluña sea la comunidad autónoma en la que hay más personas con prestaciones de la Ley de la Dependencia reconocidas pero sin percibirlas.

El departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias ha salido al paso de las cifras que hoy ha presentado la patronal ACRA, que revelan que Cataluña es la CCAA con más personas en el "limbo burocrático", más de 75.000, que tienen reconocidos derechos a prestaciones de dependencia pero no las están recibiendo.

También señala que en Cataluña mueren seis personas cada día sin haber cobrado la prestación que les corresponde.

Según la Generalitat, este problema tiene su origen en que "la financiación de la dependencia sigue siendo una asignatura pendiente, dado que en Cataluña, del total del coste del sistema, de unos 1.400 millones de euros, el Estado sólo aporta 172, la Generalitat 926 y el resto los usuarios mediante el copago".

En los diez últimos años, agrega la Generalitat, "el Estado ha dejado de aportar más de 5.700 millones a los catalanes tal y como está comprometido en la Ley de la Dependencia".

"El Estado debería equipararse a las CCAA en la inversión en prestaciones y servicios de la Ley de la Dependencia. De hecho, año tras año, el incumplimiento del Estado ha sido mayor, superando los últimos ejercicios los 500 millones anuales", ha señalado el departamento en un comunicado.

En cuanto al sistema catalán de la dependencia, la Generalitat ha puntualizado las cifras del IMSERSO y ha señalad que el número de usuarios atendidos a diciembre de 2018 es de 171.722 personas, que reciben un total de 211.354 prestaciones.

Las cifras del sistema catalán de la dependencia distan de las cifras del IMSERSO, que indican que hay 157.000 usuarios atendidos en Cataluña, porque los sistemas de información, que no son interoperables y generan más de 100.000 incidencias anuales, dejan fuera a nivel estadístico y de la financiación a casi 15.000 usuarios, según la Generalitat.

Por otra parte, argumenta el Govern, "las estadísticas tampoco contemplan el esfuerzo de las administraciones en la provisión de la teleasistencia que atiende a Cataluña más 204.000 usuarios, en ciertos casos de forma complementaria a otras prestaciones de la dependencia".

La Generalitat alega que ha creado 3.500 plazas residenciales entre 2016 y 2018 "que han permitido reducir la lista de acceso a las residencias, han aportado más equidad territorial y la posibilidad de que las personas con menos recursos sean atendidas, llegando a financiar todo el coste de la plaza cuando la persona no dispone de capacidad de pago".

También ha incrementado un 25% el número de prestaciones económicas vinculadas (PEV) entre 2016 y 2018 "que permiten financiar a las personas hasta un tercio del coste de la plaza de residencia privada".

Además, asegura que desde marzo de 2016 el sistema catalán de la dependencia ha incorporado a 26.100 nuevos usuarios "por encima de la media estatal".

El número de personas que han sido incorporadas por primera vez en el sistema y que se encuentran pendientes de tener el Plan Individual de Atención (PIA) necesario para recibir la prestación se sitúa en 28.763, "lejos de los 75.000" que señala el informe presentado hoy por la ACRA, según la Generalitat.

Pese a todo, la Generalitat asegura que está "implementando un plan de choque que incremente la capacidad de gestión de los entes locales, sobre todo en la ciudad de Barcelona donde se han reducido los expedientes pendientes de PIA de 20.000 en el año 2016 a 14.000".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD