09-04-2019 / 16:40 h EFE

El Gobierno Vasco ha recibido este martes una demanda que cuadruplica la oferta en su segunda emisión del Bono Sostenible Euskadi, ya que más de 140 inversores han solicitado 2.508 millones de euros cuando la oferta era de 600 millones.

Este lunes el Ejecutivo autonómico anunció su intención de emitir esta deuda pública a diez años y la mañana de este martes la ha colocado en un 70 % en inversores internacionales y el 30 % restante en inversiones estatales y vascas.

El cupón resultante de la emisión es del 1,125 %, con un "spread" o diferencia de rentabilidad de 10 puntos básicos, 5 puntos menos que el del año pasado.

Han mostrado su interés por estos bonos inversores de Andorra, Austria, Alemania, Bélgica, Corea del Sur, Chipre, España, Estado Unidos, Francia, Reino Unido, Grecia, Holanda, Italia, Liechtenstein, Luxemburgo, Mónaco, Noruega, Portugal y Suiza.

De estos países, han optado por invertir en deuda pública vasca por primera vez inversores de Andorra, Chipre, Estados Unidos, Grecia, Liechtenstein, Mónaco y el Fondo Soberano Noruego, uno de los máximos referentes en productos financieros sostenibles, según ha dado a conocer el Gobierno Vasco.

La colocación final se ha realizado en España (175,2 millones), Francia (138,5), Alemania (107,7), Noruega (60), Italia (32), Suiza (27,4), Países Bajos (24,8), Reino Unido (11,7), Corea del Sur (10), y un total de 12,7 millones distribuidos entre Estados Unidos, Grecia, Andorra, Liechtenstein, Mónaco y Portugal.

La tipología de inversores es mayoritariamente de fondos de inversión (47 %), bancos (33 %), entidades oficiales como el Fondo Soberano Noruego (12 %), entidades del sector seguros (7 %) y en menor medida fondos de pensiones, bancos centrales y empresas privadas (1 %).

"Las entidades que han comercializado nuestro producto financiero nos han explicado que somos la emisión pública en el Estado que más interés ha suscitado nunca entre inversores sostenibles", ha señalado el consejero vasco de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu.

El año pasado, la emisión fue de 500 millones y se colocaron en un 65 % en inversores internacionales y el resto en vascos y del resto del Estado, con un tipo nominal resultante del 1,45 % en 10 años y un "spread" de 15 puntos.

La tipología de inversores fue mayoritariamente de fondos de inversión (38,6 %), seguido de entidades del sector seguros (25,9 %) y de bancos (22,9 %), y en menor representación de fondos de pensiones, bancos centrales y empresas privadas.

Fueron 30 inversores menos que en esta ocasión de 13 países los que solicitaron el triple de la cantidad ofertada por el Gobierno Vasco, un éxito que ha llevado al Gobierno Vasco a repetir la operación este año.

Durante su presentación este lunes, Azpiazu anunció que abrirían el bono sostenible a los mercados "cuando las condiciones así lo aconsejen" y finalmente ha sido esta mañana cuando se ha colocado en el mercado en unas horas.

La semana pasada el Gobierno Vasco ya colocó en el mercado privado otros 150 millones de euros a 30 años al 2,35 % de interés. Un total de seis inversores de Alemania y España se distribuyeron esta colocación, aunque fue al país centroeuropeo adonde se fue el 87,3 % de la misma.

El 90,7 % del total lo adquirieron aseguradoras y fondos de pensiones, mientras que el 9,3 % restante se asumió por parte de inversores privados.

El Gobierno Vasco cerró 2018 con una deuda de 9.134 millones de euros, lo que supone un endeudamiento del 13,6 % y convierte a Euskadi en la comunidad menos endeudada del Estado, cuya deuda media se sitúa en el 24,3 %.

El objetivo correspondiente a Euskadi para dar cumplimiento a los objetivos de estabilidad presupuestaria para 2019 es un endeudamiento del 13,8 % y para 2020 del 13,2 %,

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2019
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD