09-04-2019 / 15:09 h EFE

Un responsable de Información de la Policía ha calificado de "quirúrgica" la intervención policial el 1-O, donde no ha negado que hubiese que emplear la fuerza ante un "sistema de resistencia de carácter subversivo" frente al que los agentes priorizaron la seguridad de los votantes "en detrimento" de la suya.

"Se garantizó la seguridad en detrimento de la nuestra", ha asegurado el comisario principal de Información en su declaración en el juicio del "procés", donde ha defendido la actuación policial y ha dicho que, en virtud del resultado, puede deducir que no hubo cargas.

El alto mando policial, imputado en un juzgado de Barcelona por el cerco a la sede de la CUP el 20-S, no ha dudado en afirmar que se usó la fuerza aquel día. "Seguro que sí, claro que sí", ha señalado, aunque "dependía mucho de lo que se encontrasen" en cada centro.

Y es que "no hubo dos colegios iguales" porque mientras había algunos con "un personal más aguerrido", otros los integraban "ciudadanos más vanguardistas" cuya intención era generalmente "sacar de quicio a la Policía".

Lo que estaba claro, a juicio del comisario, es que los votantes estaban "bien organizados" con "criterios y parámetros uniformes" con el objetivo de impedir la actuación policial. "Lo que era una votación normal se convertía en un sistema de resistencia de carácter subversivo", ha indicado.

Frente a esto, la actuación policial fue "más que medida, fue quirúrgica", a juicio del comisario, que ha admitido que si hubo algún "exceso" en el uso de la fuerza, ya hay un juzgado de Barcelona, el número 7, que lo está investigando.

El testigo ha defendido que la Policía hizo "primar la seguridad de las personas por la eficacia", razón por la que no hubo detenciones: "Si lo hubiéramos hecho al revés hubiéramos hablado de otro resultado muy diferente, más detenciones, más identificados".

En total, la Policía intervino en 27 centros en Barcelona, a los que acudieron tras recibir un listado de su superior que no ha descartado que pudiese estar "viciado" al figurar en él algunos colegios privados, en contra de lo que decía la orden judicial. Como resultado de esas intervenciones, 31 agentes resultaron heridos, según el comisario.

Ha explicado que el diseño del dispositivo se hizo días antes del 1-O en coordinación con la Jefatura Superior de Cataluña en base a criterios de seguridad y de carácter espacial para determinar en qué colegios se podría intervenir

En un plano más político, ha mencionado a la exconsellera de Educación Clara Ponsatí, huida en Escocia, que casi "se erigió en mediador" en un colegio, oponiendo resistencia a los agentes.

Su departamento, junto al de Interior, fueron los que propiciaron "que los elementos de las instituciones de la Generalitat estuvieran al servicio del referéndum".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD