03-04-2019 / 20:11 h EFE

La emisión de dióxido de carbono (CO2) de las instalaciones incluidas en la Ley que regula el régimen del comercio de derechos de emisión (RCD) de gases de efecto invernaderos (GEI) descendió, en 2018, un 2,8 %, equivalente a 422.720 toneladas de CO2, según un informe verificado por el Govern.

El informe anual de emisiones, elaborado por la Oficina Catalana del Cambio Climático de la Dirección General de Calidad Ambiental y Cambio Climático, señala que, en Cataluña, las 121 instalaciones del RCDE emitieron 14.507.490 toneladas de CO2 durante 2018, cifra que supone una reducción del 2,8 % y de 422.720 toneladas con respecto el año anterior.

El Departamento de Territorio y Sostenibilidad ha celebrado el descenso porque "estas instalaciones son las responsables de aproximadamente un 30 % de las emisiones de GEI de Cataluña", ha especificado en un comunicado.

El documento atribuye la reducción del gas invernadero al descenso de los dos sectores que más contribuyen al conjunto total de emisiones: el eléctrico y el cemento.

Durante 2018, "la producción de electricidad obtuvo la mayor bajada, reduciendo un total de 375.000 toneladas de CO2, equivalente al 11,46 %", ha puntualizado el Departamento, que ha añadido que esta disminución "compensa" el incremento de emisiones que produjo este sector durante el 2017.

Por otra parte, el informe señala que el sector del cemento redujo las emisiones en 93.000 toneladas, que representa el 2,88 %, mientras que el resto de sectores se mantuvieron estables.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD