03-04-2019 / 13:30 h EFE

Hoy se cumplen cuarenta años de las primeras elecciones municipales de la democracia tras la dictadura de Franco, y la Diputación de Zaragoza ha querido homenajear a todos los alcaldes y concejales que lo han sido desde entonces en la provincia, ediles que se sienten "muy orgullosos" de su tarea pero no satisfechos del todo, porque "faltan bastantes cosas por hacer".

Así lo ha asegurado a los medios de comunicación el presidente de la DPZ, Juan Antonio Sánchez Quero, antes de participar en la jornada conmemorativa de la efeméride que ha organizado la institución provincial con la presencia de muchos de estos alcaldes y alcaldesas.

En ese día, ha dicho, los españoles acudieron "con ilusión" para llevar la democracia a los ayuntamientos, y la DPZ ha querido recordar especialmente a tres de los alcaldes que salieron de esas urnas y que aún lo son: Antonio Catalán (Alforque), Esmeraldo Marzo (Mainar) y Gregorio Benedí (Plasencia de Jalón), aunque no han podido acudir al acto.

Alcaldes, como muchos otros, que cuando llegaron a los ayuntamientos se los encontraron "muy desestructurados administrativamente y con carencia de servicios", según Sánchez Quero, quien ha asegurado que en seguida se pusieron a trabajar para poner en marcha las acometidas de agua y luz, las pavimentaciones, las líneas de teléfono, casas de cultura o polideportivos, todo para mejorar las condiciones de vida de los habitantes del medio rural.

"Tras 40 años nos podemos sentir muy orgullosos pero no satisfechos, porque faltan bastantes cosas por hacer, como conseguir una financiación justa y prestar más servicios e infraestructuras para que los pueblos estén vivos", ha considerado el presidente de la DPZ, institución que, ha asegurado, va a estar al lado de los ayuntamientos para que todas las personas que vivan en los pueblos tengan las mismas oportunidades que quienes viven en grandes ciudades.

Para la alcaldesa de Torrellas, Pilar Pérez, aunque es "indudable" el avance de los ayuntamientos, todavía hay mucho que reivindicar, como la puesta en marcha, con financiación, de leyes que "están en los cajones" todo para lograr la igualdad de oportunidades, que pasan por los servicios pero también y sobre todo por el empleo de calidad.

Se requieren, ha agregado, medidas de discriminación positiva, y no solo fiscales, que por ejemplo compensen el incremento del coste que supone construir una casa en un pueblo.

Pérez ha reivindicado el ruralismo y ha insistido en la necesidad de poner en valor el medio rural, porque las ciudades "no pueden vivir sin los pueblos".

Con la despoblación en el punto de mira, Sánchez Quero ha recordado que el problema "viene de lejos", de los años 50 o 60 con la emigración que provocó la revolución industrial, y que por eso es "difícil" revertir el proceso, para lo que se necesitan mejores servicios, mejor financiación (también por parte de las comunidades autónomas) y la puesta en marcha de la ley de desarrollo rural de 2007.

En esta línea, el alcalde de Épila, Martín Llanas, ha pedido respecto a este problema de la despoblación "más tranquilidad, más pactos de estado y menos electoralismo", porque es una cuestión que viene de lejos y lo que se ha producido en 50 o 60 años no se puede cambiar en 4".

Durante sus 40 años en la vida municipal, 36 como alcalde y 4 como concejal, lo que más le duele, ha reconocido, es "el desprestigio de la política" y de quienes la ejercen y ha pedido que se respete "un poco más" a la gente que decide "dedicar una parte de su vida al servicio de los demás".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD