29-03-2019 / 12:41 h EFE

Más de 1.000 kilogramos de anémonas han sido intervenidos por el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil en Málaga, en una operación en la que se ha procedido a la investigación de 23 personas acusadas de pescar furtivamente estos seres vivos.

Según ha informado la Guardia Civil este viernes en un comunicado, a operación se inició tras la localización por parte de los agentes de varias personas que no cumplían el límite en vigor de 12 kilos de anémonas de mar por pescador y día y se desplazaban desde Cádiz para continuar con su actividad ilegal ante la escasez de este producto en dicha provincia.

En el marco de la operación "Piscantur", se han incautado más de una tonelada de anémonas -de las que la mayoría pudieron ser devueltas al mar porque se encontraban todavía vivas-, cinco vehículos y 24 equipos de buceo.

Los investigados pertenecían a varios grupos familiares que actuaban como un grupo organizado, ya que se repartían las tareas de vigilancia para detectar la presencia de agentes y la propia actividad pesquera, y se les acusa de un delito contra la fauna, ya que algunos fueron sorprendidos hasta en cuatro ocasiones mientras realizaban la pesca furtiva.

Se han realizado 34 investigaciones a los acusados, sobre algunos de los cuales constaban numerosos antecedentes por captura ilegal de anémonas de mar en las provincias de Málaga y Cádiz.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD