27-03-2019 / 14:00 h EFE

El candidato a la alcaldía de Barcelona Manuel Valls ha asegurado que, si gana las elecciones, construirá 10.000 viviendas sociales en la ciudad e impulsará otras 10.000 en el área metropolitana, y ha dicho que las propuestas sobre este tema de la alcaldesa, Ada Colau, "no funcionan y son peligrosas".

En una rueda de prensa sobre vivienda en el Hotel Gallery de Barcelona, el ex primer ministro francés, que cuenta con el apoyo de Ciudadanos en su carrera al Ayuntamiento de Barcelona, ha anunciado este miércoles que presentará una batería de medidas sobre vivienda.

Estas girarán sobre siete pilares: que en Barcelona sí hay espacio para construir; implicar al sector privado en la promoción de vivienda social; reducir la burocracia; impulsar un pacto estatal por la vivienda; defender el suelo público; desplegar planes específicos de actuación urgente y diseñar un plan de rehabilitación y sostenibilidad de edificios.

"Asumo el compromiso de construir 10.000 viviendas sociales en ocho años, el 75 % de ellas en régimen de alquiler asequible", ha anunciado Manuel Valls.

Ha prometido también "impulsar 10.000 pisos sociales más en el Área Metropolitana", para lo que ha dicho que trabajará "codo con codo" con los alcaldes de los municipios de la zona.

El candidato ha sido muy crítico con las propuestas de Colau para paliar el problema de la vivienda, de las que ha dicho que "no funcionan y son peligrosas", especialmente con la medida de la alcaldesa de "imponer que el 30 % de las promociones se dedique a viviendas de protección oficial".

De esta ha dicho que, de aplicarse, "la pagará el resto del mercado", y por tanto los barceloneses, pues "provocará una subida de precios "de otro 70 %".

Valls ha recriminado a la alcaldesa que no emplee "los 82 solares" municipales que tiene "abandonados" para la construcción de vivienda pública.

Además, ha criticado que "la que fuera líder de la plataforma de afectados por la hipoteca", en referencia a Colau, haya "firmado 32 desahucios de vivienda pública municipal en 2017, una cifra récord".

Valls ha sido asimismo crítico con el candidato a la alcaldía de ERC, Ernest Margall, porque su propuesta de "construir 15.000 pisos en ocho años" como solución a la crisis de la vivienda es "irreal, inviable y electoralistas".

Para Valls, es necesario "aumentar la densidad de población" de Barcelona, que actualmente se encuentra en 15.000 habitantes por kilómetro cuadrado, para frenar la subida del precio de la vivienda, que solo se solucionará "con muchas grúas en el cielo", ha dicho.

Al hilo de esto, ha considerado que un gobierno de Colau o Maragall no favorecería la resolución del problema de la vivienda, porque "con el proceso independentistas y populista no hay inversión privada, y sin inversión privada y un mercado estable no hay vivienda asequibles".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD