23-03-2019 / 14:00 h EFE

Las plataformas Ongi Etorri Errefuxiatuak y por la objeción fiscal han denunciado en el puerto de Getxo, donde se encuentra atracado el portaaviones "Juan Carlos I", el "creciente gasto militar" y han abogado por la objeción fiscal contra esos gastos militares.

Miembros de Ongi Etorri Errefuxiatuak y la plataforma de objeción fiscal han llevado a cabo una parodia para mostrar cómo las instituciones destinan parte de los impuestos de la ciudadanía a gastos militares con pancartas con lemas como "La guerra empieza aquí" y "Haz objeción fiscal".

Con el portaaviones de la Armada Española de fondo, varios participantes en la acción de protesta se han tumbado sobre pintura roja esparcida por el suelo, mientras otros vestidos con traje y uniformes militares parodiaban la entrega de impuestos por parte de las instituciones.

En declaraciones a los medios, el miembro de Ongi Etorri Errefuxiatuak y la plataforma de objeción fiscal, Arder Eiguren, ha señalado que con esta acción han querido denunciar "la guerra y sus consecuencias" como la muerte, la destrucción o los refugiados, "algo que es muy cercano y muy visible para todo el mundo".

Ha señalado que la acción que han llevado a cabo supone el inicio de "la campaña de objeción fiscal contra los gastos militares" y ha destacado que el portaaviones de la Armada "supone siete veces" el coste del hospital de Urduliz, en Bizkaia, que se inauguró el año pasado.

Además, ha destacado que con la protesta han querido denunciar "la cultura de la normalidad de la guerra" que mantiene el Gobierno, a través de la ministra Margarita Robles, al decir que "es normal" la guerra, la muerte, la destrucción y los refugiados.

Ha criticado que se vea "normal" que "haya niños que vayan a visitar algo que no es ni un museo ni un escaparate, sino son las armas que se utilizan para esa muerte y esa destrucción".

En un comunicado, las organizaciones convocantes han destacado que la presencia del portaaviones en Getxo "visibiliza el obsceno gasto militar" y han señalado que en 2019 el Estado gastará 31.830 millones de euros "en diferentes partidas destinadas a militarismo, lo que suponen más de 700 euros por cada persona".

Han señalado que "los ejércitos y las guerras provocan muerte y destrucción, suponen la violación de los derechos humanos y son la mayor causa de desplazamientos de personas", por lo que han defendido la objeción fiscal como una herramienta que permite construir "una sociedad más justa".

Han indicado que este año vuelven a abrir oficinas de objeción fiscal en Álava, Bizkaia y Gipuzkoa, para ayudar a los ciudadanos a "desviar una parte de sus impuestos a otras iniciativas sociales que trabajen en la construcción de alternativas de carácter transformador y solidario".

Las organizaciones que apoyan la campaña a favor de la objeción fiscal en Euskadi son Argitan, Asociación Vasca de Apoyo a Fiare, Bake-Ekintza Antimilitarista, CEAR Euskadi, Ekologistak Martxan, ESK, Kakitzat, KEM-MOC Bilbao, Mugarik Gabe, Mundubat, Setem Hego Haizea, REAS, Medicus Mundi Araba, Ongi Etorri Errefuxiatuak y Posada de los Abrazos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD