20-03-2019 / 15:19 h EFE

El Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas han aprobado un nuevo Plan de Control y Prevención de la tuberculosis para detener la transmisión de esta enfermedad, que estudiará la gratuidad de los tratamientos para los pacientes.

Este Plan, aprobado la semana pasada por la Comisión de Salud Pública, se ha presentado hoy en la Jornada de Actualización de esta patología, organizada en Madrid por la Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad (TBS), celebrada en el marco del Día Mundial de esta enfermedad, que se conmemora cada 24 de marzo.

La jefa del Área de Prevención y Coordinación de la Dirección General de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, María Vázquez, en la presentación del Plan, ha resaltado: "Vamos a poner la tuberculosis en la agenda política, de los profesionales sanitarios y de la población".

"La gente cree que es una enfermedad del pasado, pero cada hora, 30 personas la contraen en la región europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS)", ha añadido.

En España hay 5.000 casos anuales de tuberculosis, con 9,43 casos por cada 100.000 habitantes. La mediana de edad en las mujeres se sitúa en 36 años y en los hombres en 43.

En 2017, en España, el 28,7 por ciento de los nuevos casos fueron de personas nacidas fuera, con Marruecos en primer lugar, seguido de Rumanía y Pakistán. En cuanto a los tratamientos, el 85 por ciento de los administrados resultaron satisfactorios.

En el mundo, en 2017, fallecieron por esta enfermedad 1,6 millones de personas. El 47 por ciento de los casos se dan en India, China y Rusia. Esta patología es la décima causa de muerte en el mundo y la primera por enfermedad infecciosa.

La Red TBS, formada por profesionales de la salud para luchar contra la tuberculosis y sensibilizar a la sociedad, creada hace seis años, llevaba todo este tiempo demandando la activación de un Plan que hoy se ha presentado en su jornada anual.

María Vázquez ha invitado a participar a todos los profesionales relacionados con el control de la tuberculosis a colaborar con el Plan, que es "un trabajo coral", ha dicho, en el que han intervenido sociedades científicas, epidemiólogos, expertos en vacunas y numerosos profesionales de la salud.

"Estamos en la casilla de salida para eliminar la enfermedad en España", ha enfatizado.

El nuevo Plan, que prolonga el aprobado en 2007 y cuyos trabajos se impulsaron a partir de 2016, se enmarca en el escenario concertado mundial de eliminar la tuberculosis en el horizonte de 2030; y tendrá evaluaciones en 2020, 2025 y 2030.

Su objetivo central es detener la transmisión y la expansión de la tuberculosis a través del acceso universal a la prevención, el diagnóstico y el tratamiento, y pondrá especial acento en los migrantes y personas sin hogar, que presentan más riesgo.

Las líneas estratégicas del Plan se centran en la mejora del diagnóstico precoz, así como de la vigilancia epidemiológica, y de la prevención y los tratamientos.

Objetivos específicos son consolidar a la baja la tasa de incidencia de la enfermedad para situarla en el 4 % (ahora está en el 6); mejorar la tasa de éxito en los tratamientos, con un 95 por ciento en todos los casos y un 75 % en los casos de resistencia a los fármacos; y mejorar la información sobre casos y brotes.

"Se van a valorar los tratamientos gratuitos en todos los casos necesarios", ha dicho María Vázquez, quien ha precisado que no habrá vacunaciones sistemáticas, pero sí se estudiarán a nivel individual en niños y jóvenes en tuberculosis importadas.

Sobre el presupuesto del plan, ha dicho: "Los recursos son insuficientes, pero estamos obligados a proveer recursos. Vamos a incorporar recursos humanos adicionales", y ha pedido la colaboración de los profesionales de la salud para erradicar la tuberculosis en 2030.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD