15-03-2019 / 15:00 h EFE

La empresa aragonesa Vitalia ha reconvertido un edificio de la Expo 2008 de Zaragoza abandonado desde hace más de diez años en una residencia de mayores con capacidad para 215 residentes y 30 plazas de día y la expectativa de crear 120 puestos de trabajo.

El presidente del Grupo Vitalia Home, Chema Cosculluela, ha explicado este viernes las características de esta residencia, que comenzará a funcionar la próxima semana, con motivo de una visita a las instalaciones del presidente de Aragón, Javier Lambán, acompañado por la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, Mariví Broto.

Un edifico que era "un antiguo cadáver" de la Expo y que Vitalia ha reciclado en centro asistencial para personas mayores siguiendo un modelo "novedoso", que incluye la posibilidad de que grupos de entre 15 y 25 residentes convivan en lo que denominan "casas para vivir", y que ellas mismas elegirán por su afinidad y podrán expulsar a quien no respete las normas.

La residencia, que abrirá con una ocupación de algo más de 40 personas, en principio no incluye la concertación de plazas, aunque están abiertos a lo pueda plantear el Gobierno de Aragón y sí está previsto que pueden llegar residentes con prestaciones vinculadas al servicio.

Además, se facilitará la integración de las familias en la vida de los centros, incluyendo comedor y apartamento para que puedan estar más cerca de sus mayores.

Será un centro de investigación y desarrollo de terapias y tratamientos y modelo para toda España, ya que un convenio firmado con la Universidad de Zaragoza permitirá abrir tres líneas de investigación sobre tratamientos no farmacológicos de las demencias, nutrición, y férulas.

Así, psiquiatras, psicólogos e ingenieros participan en nuevas tecnologías aplicadas a las demencias; con el departamento de Veterinaria y Tecnología de los Alimentos se investiga cómo satisfacer a personas que no pueden deglutir alimentos a través de tecnologías 3D que permitirán texturizarlos.

Además, se trabajará en nuevos materiales para crear férulas a medida que, junto con un adiestramiento adecuado, facilitará a muchas personas con limitaciones comer por sí mismas, favoreciendo así su autonomía personal.

También incorporarán nuevas tecnologías, como un tipo de cama especial para enfermos de alzheimer que permitirá liberarlos de sujeciones.

Lambán, por su parte, ha celebrado la apertura de un centro que supone llenar un nuevo espacio en la Expo, gracias a una empresa aragonesa, Vitalia, que es un referente en la atención a las personas mayores incluyendo la innovación en su actividad para mejorar los servicios que ofrece a los residentes.

Ha recordado además la prioridad de su ejecutivo de recuperar los servicios públicos y ha resaltado que el Instituto Aragonés de Servicios Sociales tiene el presupuesto más alto de su historia, algo que se ha notado en la mejora, entre otras cuestiones, en la concertación de plazas de 1.100 a 1.900 y la atención a dependientes, de 16.000 a casi 30.000, una evolución que si se mantiene permitirá acabar con la lista de espera en año y medio.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD