13-03-2019 / 14:20 h EFE

La comisión del Govern que organiza la búsqueda de restos de personas asesinadas durante la Guerra Civil y el franquismo ha aprobado para este y el próximo año un programa con nueve intervenciones, incluidas excavaciones en el cementerio de Son Coletes de Manacor, donde podría haber cientos de víctimas.

El Plan de Actuaciones de Fosas 2019-2020 fue aprobado hace una semana por la Comisión Técnica de Desparecidos y Fosas, según ha informado este miércoles la Conselleria de Cultura, que recuerda que en el órgano participan representantes de instituciones insulares y autonómicas y de entidades de memoria histórica.

El programa de actuación contempla una tercera fase de exhumaciones en el cementerio de Porreres, donde la primera fase se encuentra detenida por orden judicial por un conflicto por las tumbas existentes. En concreto se harán sondeos y se levantarará una zona ajardinada junto a la fosa abierta en 2016.

En el cementerio de Sencelles se abordará una segunda fase en busca de tres cuerpos tras una primera intervención infructuosa realizada el pasado octubre.

En el cementerio viejo de Ibiza, Ses Figueretes, se tratará de confirmar los testimonios que señalan que se enterró a republicanos represaliados en el pasillo central del recinto y en una zona de la parte no católica. "Se cree que existen unas 75 personas enterradas en las fosas comunes" indica Cultura en su nota de prensa.

La actuación de mayor magnitud será la del cementerio de Ses Coltes de Manacor, donde se hizo un estudio de viabilidad previo en octubre, localizándose el camposanto viejo sobre el que se levantó el actual desde 1946.

Son Coletes, un cementerio abandonado del siglo XIX, "se volvió a utilizar en los años de la Guerra Civil y la represión franquista" y allí pudieron enterrarse los cuerpos de hasta 365 personas que están identificadas, tanto civiles como militares republicanos.

Aunque cuando se construyó el nuevo cementerio encima se trasladaron restos a diversos osarios, los investigadores consideran que aún podrían quedar cadáveres de represaliados "y la importancia histórica de los hechos sucedidos y el elevado número de víctimas hacen que se intervenga el cementerio", indica el Govern.

También se han programado trabajos de exhumación en el cementerio de Bunyola, donde se buscarán restos de 10 personas identificadas y a 5 sin identificar y en el horno de cal del Coll de Artà-Salma, donde hay constancia de un enterramiento.

En la finca de Son Lluís de Porreres se realizará una nueva búsqueda en uno de los pozos, tras la realizada sin resultados en otro; en el cementerio de Valldemossa se tratará de encontrar restos de un represaliado, y en el cementerio de Santa Maria se intervendrá un nicho particular donde, según un testigo, se enterró a una víctima del franquismo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD