04-03-2019 / 15:00 h EFE

El Partido Reformista, tras su victoria en las elecciones generales estonias del domingo, busca socio de coalición para formar un Gobierno presidido por su líder, Kaja Kallas, quien previsiblemente recibirá en las próximas horas el encargo de formar el nuevo Ejecutivo de parte de la presidenta del país, Kersti Kaljulaid.

El Partido Reformista, de orientación liberal y proeuropea, obtuvo ayer 34 escaños en el Parlamento unicameral estonio (Riigokogu), formado por 101 diputados.

El partido de Kallas tiene ahora 4 escaños más de los que tenía anteriormente y, aunque es la primera fuerza política de Estonia, deberá conversar con otras formaciones para asegurarse una mayoría parlamentaria suficiente.

Kallas obtuvo además el mejor resultado individual de todos los políticos aspirantes a diputados del Parlamento estonio.

Las elecciones estonias estuvieron marcadas por un giro a la derecha que se plasmó en la caída de la socialdemocracia y en el buen resultado del Partido Conservador del Pueblo Estonio (EKRE), una agrupación euroescéptica y crítica de la inmigración.

Los socialdemócratas perdieron 5 escaños de los 10 que tenían.

"El giro a la derecha que atraviesa toda Europa ha alcanzado a Estonia", admitió con resignación el líder socialdemócrata, Jevgeni Ossinovski.

El buen resultado del EKRE, que logró el tercer lugar detrás del Partido Reformista y del Centro -la formación a la que pertenece el hasta ahora primer ministro, Jüri Ratas- no resultó una sorpresa ya que todas las encuestas le auguraban un claro repunte.

El EKRE obtuvo cerca del 18 por ciento de los votos, con lo que pasa de 5 a 17 diputados.

Algunos analistas han señalado que, a diferencia de otros partidos similares en Europa, el EKRE evita posiciones radicales extremas. Sus líderes profesan admiración por el presidente de EEUU, Donald Trump.

El vencedor Partido Reformista ha descartado expresamente formar coalición con el EKRE y, según la televisión pública estonia, iniciará conversaciones previas con los socialdemócratas, con el Centro y con los conservadores moderados de Pro Patria, para explorar con ellos las posibilidades de formar una alianza de Gobierno.

El Partido Reformista y el Centro, aunque se presentaron como rivales y principales aspirantes a la victoria en estas elecciones, no se consideran socios naturales aunque en el pasado ya han gobernando juntos.

En los últimos tiempos, el Partido Reformista ha tendido a convertirse en representante de la parte de la población que habla ruso mientras que el Centro defiende los intereses de la minoría rusa.

Además de la posibilidad de una coalición con el Centro, Kallas puede optar por una alianza tripartita con los socialdemócratas y Pro Patria, que tendría una estrecha mayoría de 56 escaños.

Estonia es el más septentrional de los tres países bálticos ex soviéticos y el más pequeño de ellos, con 1,3 millones de habitantes, tiene frontera con Rusia y está cerca de San Petesburgo.

La mayoría de la población tiene el estonio como primer idioma mientras que una cuarta parte pertenecen a la minoría rusa o tienen el ruso como lengua materna.

Los dos idiomas -el estonio y el ruso- no tienen una relación cercana y no son mutuamente inteligibles. Los estonios, tanto en lo lingüístico como en lo étnico, están más cerca de los finlandeses.

Actualmente muchos padres rusos son partidarios de la imposición del estonio como idioma de instrucción escolar para aumentar las posibilidades profesionales de sus hijos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD