02-03-2019 / 22:49 h EFE

Así jugó el Real Madrid el partido de Liga disputado en el estadio Santiago Bernabéu frente al Barcelona (0-1).

THIBAUT COURTOIS (7). Fue el más destacado del Real Madrid. Evitó que la derrota de su equipo fuera mayor. Estuvo seguro y acertado. Nada pudo hacer en el primer gol azulgrana. Evitó un castigo mayor en la primera parte, con dos buenas intervenciones a tiros de Luis Suárez. Y en la segunda respondió certeramente a las ocasiones azulgrana.

DANI CARVAJAJL (3). Desbordado siempre nunca pudo con Dembele, que fue el dueño de la banda. Tampoco fue un apoyo en ataque. Sus subidas al área rival fueron imprecisas y sin aportación. No fue solución alguna para el Real Madrid.

SERGIO RAMOS (3). Perdió de vista a Ivan Rakitic en el primer gol del Barcelona, un adelanto de lo que fue un mal partido del Sevillano. Fue superado en casi todas las acciones de ataque del Barcelona. Descompuesto y descentrado ante la superioridad evidente del rival contagió al resto su estado de nervios. No pudo salir con el balón jugado y nunca se impuso en el juego aéreo en ataque.

RAPHAEL VARANE (5). Intentó mantener el tipo en el centro de la defensa del Real Madrid, plagada de agujeros. Estuvo rápido al corte y salió airoso a pesar de los espacios abiertos. Lidió con el empuje de Luis Suárez, pero pudo resolver más de un contratiempo. No se complicó.

SERGIO REGUILON (5). No fue el de partidos anteriores pero mantuvo su regularidad. Defendió con acierto en la mayoría de las ocasiones y buscó sus opciones en ataque. Tiene desparpajo el jugador canterano, sin duda la mejor aportación y noticia del actual Real Madrid.

CASEMIRO (4). Por delante de la defensa intentó ser solución del agujero en el centro que tuvo el Real Madrid. Pero está lejos de su mejor versión el brasileño, que no aporta el equilibrio de antaño. Pierde más balones que antes y su aportación en ataque es nula. Fue sustituido por Isco a falta de un cuarto de hora y silbado por el público.

LUKA MODRIC (4). El jugador que más echa de menos el Real Madrid puso voluntad pero careció de acierto. Está apartado del futbolista dominador del ritmo del juego que asombró al mundo la pasada temporada. No encontró tampoco el auxilio de sus compañeros en el centro del campo para generar juego.

TONI KROOS (3). Está mal el alemán. Impreciso en las acciones de ataque tampoco contribuye en defensa. Perdió incalculables balones. Especialmente doloroso el que supuso el primer gol del Barcelona.

Falto de concentración y físicamente lejos de su mejor momento sigue en la línea descendente de los últimos partidos. Fue sustituido en el minuto 55 por Fede Valverde.

GARETH BALE (2). Fue la novedad en el once de Santiago Solari en lugar de Lucas Vázquez. Un par de lanzamientos de falta que fueron lejanos fue todo el bagaje del futbolista con el que el Real Madrid buscó el reencuentro con el gol.

Careció de continuidad. Está desconectado el galés, que no fue el futbolista determinante a pesar de contar esta vez como titular en el once.

Pitado por el público otra vez al ser sustituido por Marco Asensio a la hora de partido.

KARIM BENZEMA (3). La mejor versión de Benzema, la que lideró no hace mucho el ataque blanco y acumulaba goles ha desaparecido. No asistió en la Copa. Tampoco en esta ocasión. Errático, no encontró su sitio en el campo ni inquietó a la defensa azulgrana. No se contabiliza ocasión alguna par el delantero del Real Madrid.

VINICIUS (5). Distante del carácter agitador de otros partidos anteriores apenas desbordó. Aturullado en ataque, si pausa y precipitado. Aún así, representó la única sensación de peligro que dio su equipo. Continúa desacertado ante el gol, a pesar de que lo intentó desde lejos y sin capacidad de decisión correcta en la finalización de las acceiones.

FEDE VALVERDE (5). Saltó al campo para jugar la última media hora en lugar de Toni Kroos. Dotó de oxígeno al centro del campo. Pero no tuvo incidencia en el juego.

MARCO ASENSIO (4). Ocupó el lugar de Gareth Bale en la última media hora del partido. Quiere hacer muchas cosas en poco tiempo el mallorquín, que no tuvo suerte y estuvo impreciso. Se estrelló cada vez contra la zaga azulgrana, a la que no superó.

ISCO ALARCÓN (-). Su entrada al campo fue celebrada masivamente por la afición como una respuesta en contra al entrenador. No tuvo tiempo ni repercusión alguna en el juego.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD