01-03-2019 / 19:19 h EFE

El avanzado grado de ejecución de las obras de la futura estación del Metro de San Sebastián que dará servicio a las zonas de El Antiguo y Bentaberri permite ya vislumbrar cómo será esta parada del Topo, una vez concluida ya la excavación de la parte superior del habitáculo en el que estará emplazada.

La consejera vasca de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, ha visitado este viernes las obras de esta infraestructura, enclavada en la variante ferroviaria Lugaritz-Easo, junto al alcalde donostiarra, Eneko Goia, y el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano.

Para llegar hasta la excavación de la estación de Bentaberri, las autoridades, que han estado acompañadas por los responsables de las obras, han tenido que recorrer cerca de 400 metros, correspondientes a la rampa de ataque de la Avenida de Zarautz y unos 200 metros del túnel de línea por el que circularán las unidades del metro.

Según explican en una nota el Gobierno Vasco y el ente públioco Euskal Trenbide Sara (ETS), el avance de los trabajos realizados permite ya hacerse una idea de las formas de la futura estación, por lo que próximamente se iniciarán las labores de "desbroza" correspondiente a la parte inferior de esta parada, que se acometerán en dos partes debido a "la sección de la caverna".

Al igual que el resto de estaciones de la pasante del Metro, la de Bentaberri-Antiguo tiene una longitud de 97 metros, se encuentra ubicada a una profundidad de 50 metros y cuenta con accesos en la Plaza de Bentaberri y en la calle Bertsolari Xalbador.

Cuando concluya la excavación, los equipos de trabajo habrán extraído de esta zona un total de 177.000 metros cúbicos de tierra.

El comunicado aclara que en la actualidad las obras en curso de la pasante del metro que se llevan a cabo en la ciudad "avanzan a un ritmo satisfactorio".

Además de la estación de Bentaberri, ya se han excavado 700 metros en avance del túnel de línea, lo que ha requerido que previamente haya sido preciso horadar las rampas de ataque de Avenida Zarautz, Pío y Baroja y Morlans, que suman 1.000 metros.

En la superficie, las obras son visibles en la Plaza Bentaberri y Bertsolari Xalbador donde se trabaja en la construcción de los accesos a la estación de Bentaberri; y en la calle Easo, cortada al tráfico rodado entre Arrasate y San Marcial para ejecutar los trabajos de reposición del saneamiento profundo y las pantallas de pilotes y dintel o losa superior del cañón de Xabier Zubiri.

La variante ferroviaria Lugaritz-Easo tiene una longitud de 4,2 kilómetros y un presupuesto global de 180 millones de euros financiados íntegramente por el Gobierno Vasco.

Esta pasante plantea tres nuevas estaciones: Bentaberri-Antiguo, Centro-La Concha y Easo-Amara, que sustituye a la actual. Todas ellas tendrán un estilo moderno, limpio y funcional, siguiendo el diseño implantado en Intxaurrondo y Altza.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD