13-02-2019 / 14:29 h EFE

El coordinador general de Izquierda Unida Aragón y candidato a la presidencia del Gobierno de Aragón, Álvaro Sanz, no descarta la reedición de acuerdos electorales en el ámbito municipal al tiempo que destaca que su formación es "una fuerza viva muy útil y con convicción”.

Sanz ha iniciado este miércoles en Zaragoza el ciclo político de ADEA ‘Elecciones 2019’ en un acto moderado por la directora de Aragón TV, Carmen Ruiz.

En su intervención, Sanz ha asegurado que “la esencia de la política es la confrontación de ideas para llegar a acuerdos” y cree “necesario alcanzar consensos que permitan llevar a cabo políticas de izquierda”.

Sobre posibles uniones con Podemos y otras fuerzas izquierdistas, reconoce que “tienen la idea de confluir en un espacio común y valoran la unidad”, siendo posible “la reedición de los acuerdos municipales en un contexto municipal” sin olvidar el valor de este partido como "fuerza viva muy útil".

Para el candidato de IU a las elecciones autonómicas, “la crisis económica sigue abierta, ya que tiene todavía hoy profundas implicaciones políticas y sociales”, lo que se traduce en “precarización, destrucción del Estado de bienestar, conformismo y normalización de la desigualdad y la pobreza”.

Según Sanz, la crisis se ha estructurado en dos fases. Por un lado el periodo 2008-2011 donde, ha dicho, “la reforma constitucional para facilitar reformas posteriores y la economía especulativa devoradora fueron las protagonistas, lo que supuso la pérdida de poder adquisitivo de las clases más bajas”.

Sanz ha puesto como ejemplo que “el Banco de España adelantó que no se recuperarán 42.000 millones del rescate, impidiendo la reconquista de derechos”.

El otro periodo de la crisis remarcable para Sanz es el que vino con las reformas posteriores y que "perpetuaron la precariedad, aumentaron la deuda privada y generaron una mayor desigualdad”.

En Aragón, afirma, “un trabajador cobra un 13 % menos que antes de la crisis por la acumulación de riqueza en un lado y la pérdida en el otro”.

Respecto a las propuestas de Izquierda Unida para la Comunidad, Sanz ha reclamado “la importancia de cambiar el modelo productivo aragonés invirtiendo pero, sobre todo, apostando por la planificación pública”.

Un modelo que, asegura, debe “apostar por vertebrar el territorio con conexiones como el Corredor Mediterráneo, la travesía central y el sector primario que asiente población”.

También ha destacado la necesidad de “apostar por la educación, la sanidad y la vivienda, lograr la igualdad entre hombres y mujeres y desarrollar una economía social respetuosa con el medio ambiente”.

Al cierre del ciclo, el presidente de ADEA, Salvador Arenere, ha afirmado que “la crisis que propició el sector financiero fue motivada por el excesivo componente político en las cajas de ahorro que obligó a un rescate en este sector”.

En cuanto a materia fiscal, Arenere ha declarado que “no es justificable gravar el ahorro de los ciudadanos que transmiten a sus sucesores”, ya que esto obliga, en muchos casos, “a renuncias del patrimonio”.

Con respecto a la situación de Andorra por el cierre de la Central Térmica, el presidente de ADEA ha apuntado que “no se puede cargar de responsabilidad a las compañías que durante años invirtieron de forma importante en el municipio por falta de anticipación de los diferentes gobiernos que conocían de antemano la política restrictiva de Bruselas sobre emisiones de CO2”.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD