11-02-2019 / 17:30 h EFE

Los encargados de la búsqueda de republicanos asesinados por represores franquistas en el Pou de 's'Àguila de Llucmajor han encontrado a 47 metros de profundidad restos de tres personas a los que se realizarán pruebas para tratar de comprobar su identidad.

El 3 de febrero se iniciaron los trabajos de exhumación de los restos que pudieran encontrarse en este lugar, en el que hay constancia testimonial de que fue arrojado vivo en agosto de 1936, tras sufrir torturas a manos de falangistas, Julià Fullana, un cantero hijo del socialista Joan Fullana.

Según ha informado la Conselleria de Cultura, Participación y Deportes, encargada de la ejecución del programa de búsqueda de restos de víctimas de la represión en la Guerra Civil, los datos disponible cifran en entre 26 y 30 años la edad de Julià Fullana cuando fue asesinado.

No obstante, "hasta que no se contrasten las muestras de ADN con los restos hallados no se podrá determinar la identidad de ninguno de los cuerpos", subraya la Conselleria.

En el Pou de s'Aguila podría haber restos de "un número indeterminado de trabajadores de las canteras de s'Arenal" que pudieron ser asesinados por represores y lanzados a la cavidad, según la investigación de Magdalena Jaume y Josep Quetglas incorporada al Mapa de Fosas de las Islas Baleares.

La consellera de Cultura, Fanny Tur, que ha visitado este lunes el pozo con representantes del Ayuntamiento de Llucmajor y de la Asociación Memoria de Mallorca, ha subrayado las dificultades técnicas que supone la búsqueda de cuerpos en un pozo que "es protagonista de muchas historias locales".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD