07-02-2019 / 13:21 h EFE

Unos 200 funcionarios de las dos prisiones extremeñas se han concentrado este jueves en Mérida, en respuesta a la convocatoria de CSIF, ACAIP, UGT y CCOO, para reclamar al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que "asuma de una vez por todas su compromiso de subida salarial" y que se cubran las casi un centenar de vacantes producidas en los últimos años.

Con esta protesta nacional, que ha tenido lugar ante las puertas de la Asamblea regional, con motivo del pleno, los trabajadores han pedido también el aumento en el número de funcionarios de prisiones y personal sanitarios, ya que las plantillas hace muchos años que no crecen, a diferencia de lo que ocurre con el número de reclusos.

Entre las peticiones de mejoras exigen la eliminación de categorías de los centros penitenciarios españoles, igualando todos los puestos de trabajo con la categoría especial.

Los trabajadores han querido "visibilizar" su descontento y apoyar la propuesta de la subida salarial consensuada entre las organizaciones representativas para abordar la brecha salarial que, denuncian, se produce entre los diferentes centros penitenciarios.

El representante de CSIF, Alonso Torres, ha denunciado y exigido al Gobierno central retomar la negociación tras presentar el pasado mes de septiembre una propuesta, que fue retirada bajo el argumento de restricción presupuestaria, y que suponía un incremento retributivo de 123 millones en el periodo 2019-2021.

De esta forma, ha insistido en la falta de personal en los centros de trabajo, que ha cifrado en 3.500, y ha dicho que sin personal suficiente la administración penitenciaria no puede llevar a cabo los objetivos de reeducación y reinserción que la legislación le encomienda.

Según el delegado provincial de ACAIP, Dionisio Iglesias, en el centro penitenciario de Cáceres el total de plazas vacantes de la Relación de Puestos de Trabajo de una Administración Pública (RPT) asciende a 89, un centenar en toda Extremadura.

Ha añadido que en la región hay unos 500 funcionarios de prisiones, 300 en Badajoz y 200 en Cáceres.

Por ello, ha resaltado que es un déficit de empleados públicos que en el centro afecta a todas las áreas como sanidad, informática, tratamiento o vigilancia, entre otros departamentos.

Han recordado que el conflicto laboral que enfrenta a los funcionarios de prisiones con el Ministerio del Interior se ha intensificado a finales de año, ya que desde que en septiembre se rompieron las negociaciones que mantenían sobre estos temas las movilizaciones se han ido sucediendo por todo el país y seguirán hasta conseguir sus objetivos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2019
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD