05-02-2019 / 14:00 h EFE

Los derechos reconocidos por financiación autonómica en Aragón han aumentado en 2018 un 5,04 % respecto al año anterior, hasta los 3.047 millones de euros, 9 millones más de los presupuestados, con una ejecución del 100,29 por ciento, mientras que los tributos cedidos han bajado un 1,8 % respecto al anterior ejercicio, hasta los 460 millones, 33 menos de los presupuestados, que suponen una ejecución del 107,8 %.

El consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, ha explicado este martes en rueda de prensa el balance de la ejecución tributaria en Aragón respecto a 2018 desde el punto de vista de los ingresos, que ha calificado como "muy satisfactoria" ya que se ha liquidado con el 101,2 por ciento respecto al presupuesto definitivo, por lo que se "ha acertado plenamente", ha dicho, cuando en 2015 alcanzaba el 94,5 % y el 97% en 2016, por lo que se ha mejorado "año a año" la ejecución de los ingresos.

Gimeno ha asegurado que si el Gobierno no hubiera subido los impuestos propios y cedidos en 2015, lo que se aplicó al año siguiente, no se hubieran podido incrementar los servicios públicos, toda vez que ha apuntado que los ingresos tributarios han aumentado de 2.934 millones de euros en 205 a 3.668 el pasado año por la subida pero también por la mejora de la economía.

En total, los derechos reconocidos han aumentado un 4,23 por ciento en 2018, hasta los 3.668 millones de euros, que suponen 45 millones más de los presupuestados.

Los derechos reconocidos por financiación autonómica (impuestos sobre la renta y el IVA) ascienden a 3.047 millones de euros, con una ejecución del 100,29 %, que supone un 5,04 % más que el año anterior. Gimeno ha resaltado que entre 20015 y 2017 los derechos reconocidos por financiación autonómica han aumentado un 23 %.

En cuanto a los derechos reconocidos por tributos cedidos por el Estado a la comunidad autónoma para que haga frente a los servicios públicos que presta por delegación, ha señalado que han bajado un 1,8 %, hasta los 460 millones y un 107,8 % de ejecución, debido a la disminución del impuesto de sucesiones y donaciones, que han bajado un 23,17% respecto al año anterior.

En total, se han recaudado 154 millones en 2018 por este impuesto, que el Gobierno tenía presupuestado en 149 y pese a que el efecto de la reforma del mismo, que entró en vigor en noviembre, se verá el próximo año.

En este bloque, el Gobierno de Aragón destaca el incremento de la ejecución del 23,88 % del impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados y de un 15,47 % en el de Transmisiones Patrimoniales Onerosas.

El consejero ha explicado asimismo que los tributos propios, en los que se incluye el ICA, las grandes superficies, los tendidos aéreos o las emisiones contaminantes, entre otros, han subido un 7,9 por ciento hasta los 140 millones, con una ejecución del 98,63 por ciento y dos millones menos de lo presupuestado.

El mayor volumen de derechos reconocidos en este bloque es de 20,7 millones y se corresponde al impuesto sobre grandes superficies, que supone un incremento del 129,67 % respecto al año anterior.

En este apartado, Gimeno ha destacado que el Gobierno de Aragón ha recaudado 67,7 millones de euros en 2018 por el Impuesto de Contaminación de las Aguas (ICA), por el que tenían previsto conseguir 69 millones, y la previsión para este ejercicio es "parecida".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD