05-02-2019 / 13:12 h EFE

El Gobierno de Aragón ha elaborado con la Federación Aragonesa de Montañismo y Aramón una cartografía ATES del macizo de Infiernos y Balaitus del Pirineo aragonés con el objetivo de evitar accidentes de montaña relacionados con los aludes y garantizar que quien acceda a la montaña lo haga de forma segura.

La directora general de Justicia e Interior, María Ángeles Júlvez, ha precisado este martes en la presentación de la cartografía que se trata de una herramienta "planificadora" que pueden y deben visitar los montañeros en la página web de Montaña Segura o en los refugios antes de realizar una actividad en zonas nevadas fuera de las estaciones de esquí.

La Escala de Clasificación de Terreno de Aludes o herramienta ATES es un sistema que divide el terreno en simple, exigente o complejo, en función de su grado de exposición a los aludes y las opciones para escapar en caso de emergencia.

La gerente de la Federación Aragonesa de Montañismo, Carmen Maldonado, ha explicado que el visitante debe cruzar los datos que ofrece el mapa ATES con el Boletín de Peligro de Aludes, que clasifica la estabilidad del manto nivoso en cinco grados.

Una vez cruzados los datos, se debe visitar el evaluador, una tabla que define el grado de peligro asumido por el montañero en la actividad tendiendo en cuenta ambos parámetros, en tres niveles: precaución, precaución extra y no se recomienda.

Ante esto, Maldonado ha subrayado la importancia de la formación y evaluación del propio grupo de montañeros, que tiene que decidir si ante determinado riesgo sigue adelante con la actividad o no.

Esta cartografía ATES del macizo de Infiernos y Balaitus cubre una superficie de 9.133 hectáreas que incluyen los refugios de Respomuso, Ibones de Bachimaña y Casa de Piedra, zonas muy frecuentadas por visitantes de alta montaña, razón por la que se ha decidido cartografiar este terreno.

El mapa revela que un 53 % de este territorio, granítico y muy escarpado, es complejo; un 38 % recibe la clasificación de exigente y el 9 % restante es terreno simple.

La Federación Aragonesa de Montañismo ya elaboró una cartografía ATES del macizo del Aneto que ha recibido más de 7.000 visualizaciones desde su puesta en marcha en enero de 2018.

Maldonado ha recalcado que esta cifra es "muy alta" y, aunque no puede asegurar que se deba a la existencia de este mapa, ha reconocido que no se ha producido ningún accidente por aludes en esta zona desde su publicación.

Para la elaboración de la cartografía ATES se tiene en cuenta, entre otros factores, la inclinación del terreno, la densidad de los bosques y la forma de la ladera, datos con los que se sacan mapas preliminares que luego se complementan con el trabajo de campo de varios expertos.

Fuera de Aragón, Andorra y la Val d'Aran ya cuentan también con una cartografía ATES para evitar accidentes en alta montaña.

Las siguientes zonas para realizar un ATES serían Posets, Sobrarbe y Góriz, ha señalado Maldonado, por la afluencia de visitantes y el riesgo de aludes y así, "poco a poco", acabar de cartografiar todo el Pirineo, ha concluido Júlvez.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD