04-02-2019 / 18:59 h EFE

El sindicato CSIF ha denunciado que el Salud obliga a los trabajadores del Servicio de Transporte Sanitario Urgente a realizar jornadas presenciales, pese a que no previó dotar al personal ni a los vehículos de las instalaciones necesarias para poder hacerlo en unas condiciones mínimamente dignas.

El sindicato es consciente de que los pliegos de prescripciones técnicas del Salud para la contratación de este servicio especificaban que las ambulancias debían tener su base operativa en los centros de salud, razón por la que ya denunció al Salud el pasado 1 de agosto, informa el sindicato en una nota de prensa.

También considera que la Administración sanitaria ha dispuesto de seis meses para adecuar los centros de salud pero, a fecha de hoy, siguen sin estar operativos a la hora de acoger tanto al personal como a los vehículos y los materiales necesarios para desarrollar su trabajo en unas condiciones razonables.

De hecho, no hay espacios acondicionados para el estacionamiento de las ambulancias ni enchufes para poner a cargar los equipos de alimentación eléctrica; tampoco almacenes para la reposición y limpieza de material y vehículo.

Para los equipos humanos de las unidades que deben acreditar presencia física durante determinadas horas del día, no existen cuartos acondicionados a su disposición, debiendo compartir las salas de descanso con el personal de los centros de salud en los que les autoricen a entrar, e incluso en numerosos casos se les niega la entrada por no ser personal adscrito al centro.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD