04-02-2019 / 14:00 h EFE

La CAEB y la Fundación Impulsa Balears han advertido hoy del "intenso proceso" de cambio estructural que están experimentando los comercios de la comunidad autónoma y han defendido la necesaria "cooperación empresarial y estratégica" como aspecto "clave" en la reconversión del sector.

La actividad comercial en Baleares se desarrolla a través de 14.744 empresas que representan una sexta parte del tejido empresarial de las islas (15,3 %). Siete de cada diez empresas del sector se adscriben a las actividades comerciales minoristas (71,2 % frente al 28,8 % de las mayoristas).

La sede de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Balears (CAEB) ha acogido este lunes la presentación del informe "El comercio ante la búsqueda de una nueva fórmula de valor", promovido por la CAEB y realizado por la Fundació Impulsa Balears.

El acto ha contado con las intervenciones de la patronal empresarial, Carmen Planas, y del director técnico de la Fundació Impulsa Balears, Antoni Riera, y con la presencia de la presidenta del Govern balear, Francina Armengol.

El sector se encuentra en "plena transformación", ha afirmado Riera. A día de hoy, siete de cada diez empresas del sector del comercio son minoristas. La media de empleados es de 6,5 trabajadores por cada comercio, mientras que hace siete años era de 3, por lo que se está produciendo un proceso de aglomeración de empresas.

El informe destaca la contribución relevante del sector del comercio a la economía de las islas. Riera ha explicado que la actividad comercial avanza hacia un entorno más flexible y de mayor competencia a raíz del surgimiento de nuevos espacios comerciales y la creciente influencia de las nuevas tecnologías en las formas de consumo.

“La actividad comercial vive una profunda transformación debido a los intensos cambios sociológicos, tecnológicos y normativos acontecidos en los últimos años”, ha explicado.

En este sentido, ha señalado que la contribución del sector a la economía balear descansa, en gran medida, sobre el comercio minorista, que "desempeña un importante rol en la generación de valor regional”.

El comercio genera anualmente en Baleares un valor añadido bruto de 2.530 millones de euros, cifra que supone, descontados los servicios inmobiliarios, la segunda contribución más elevada a la economía balear (10,2 %), tan solo precedida por los servicios de alojamiento y la restauración (18,6 %).

Se trata de una aportación similar a la del comercio a nivel nacional (10,3 %) y ligeramente superior a la que se contabiliza a nivel de la UE-28 (9,6 %).

La presidenta de CAEB ha destacado que el sector del comercio se encuentra inmerso en un proceso de transformación estructural que obliga al tejido comercial de Baleares a "abordar de manera ineludible una transición”.

Para lograrlo, el informe propone evolucionar desde las fórmulas clásicas de distribución y venta hacia una nueva estrategia empresarial basada en criterios de gestión más eficientes y una orientación de la demanda alineada con las tendencias más actuales de los consumidores.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD