03-02-2019 / 14:40 h EFE

El sol se ha impuesto a las alertas por frío y ha permitido que al tradición gane a los pronósticos meteorológicos para que granadinos y visitantes celebren la tradicional romería de San Cecilio, el patrón de Granada, con un ascenso hasta el Sacromonte premiado con habas verdes y salaíllas.

Como marca la tradición, el primer domingo se dibuja en Grasnada con un peregrinar que deja atrás las calles del centro para superar el empedrado albaicinero y coronar la cima del Sacromonte, ese histórico barrio adornado de chumbos y flamenco.

La celebración del patrón de Granada ha estado este año marcada por las alertas de nieve y frío de la Aemet y unos termómetros que han dejado de tiritar para calentarse a un sol que este domingo ha sido el reclamo indiscutible de grupos de amigos y familias dispuestos a rendir cuentas con San Cecilio.

La popular Abadía del Sacromonte se ha presentado ante sus paisanos impertérrita a fríos y se ha convertido en el epicentro de un mediodía marcado por los actos oficiales al que se han sumado la comida, la compañía y el baile.

Aunque el cielo amaneció encapotado, la ausencia de lluvia ha marcado el peregrinar de los granadinos, que han forzado con su contundente presencia el corte de algunos accesos al Sacromonte, según ha informado la Policía Local.

En las inmediaciones de la Abadía, el Ayuntamiento de Granada ha vuelvo a repartir 5.000 botellines de agua, 4.500 salaíllas, mil kilos de habas y otros 180 de bacalao troceado para poner sabor de barrio y tradición a la romería.

La explanada del Sacromonte se ha convertido en escenario para las actuaciones folclóricas, la parte más lúdica de una tradición en la que no ha faltado la reja y los rezos a San Cecilio.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD