31-01-2019 / 14:42 h EFE

El Servicio de Salud de las Islas Baleares (Ib-Salut) ha condenado "enérgicamente" la agresión sufrida en el hospital de Son Llàzer por un auxiliar de enfermería y un guardia de seguridad.

El Servicio de Salud ha activado el protocolo para estos casos, que prevé asistencia sanitaria y apoyo jurídico y psicológico a los profesionales involucrados.

En un comunicado, el Ib-Salut recuerda que la reforma del Código Penal de marzo de 2015 considera autoridad a los sanitarios ante una agresión y prevé una condena de hasta cuatro años.

La agresión física o intimidación grave contra profesionales sanitarios en el ejercicio de su función pública asistencial se considera delito de atentado por parte de los tribunales de justicia, que han dictado sentencias en este sentido, con penas de uno a tres años de prisión.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD