25-01-2019 / 15:40 h EFE

La inversión de doce millones de euros para mejorar la conexión entre la antigua AP-1 y la A-1 a la altura de Armiñón (Álava) tras la supresión del peaje en este punto los aportará el Ministerio de Fomento, pero la obra la ejecutará la Diputación Foral.

El diputado foral de Infraestructuras Viarias y Movilidad, Josu López Ubierna, ha anunciado hoy en una comisión de las Juntas Generales que ambas administraciones van a firmar un convenio para plasmar las obligaciones de cada parte en este proyecto.

El pasado 26 de noviembre oficializó el traspaso a Euskadi de las competencias del tramo de 6 kilómetros de la AP-1 entre Armiñón y la provincia de Burgos, que en diciembre fue declarado carretera libre de peaje.

Ese acuerdo ya establecía que correspondían al Gobierno de España las obras necesarias para moderar el tráfico en ese tramo y ampliar la capacidad de los ramales en la conexión entre la AP-1 y la A-1 y la eliminación de la playa de peaje.

El convenio entre la Diputación y el Ministerio -que permitirá que el ramal dirección Madrid pase de uno a dos carriles y el ramal hacia Vitoria de uno a dos o tres- establece que la entidad foral ejecutará los trabajos y que el Gobierno de España aportará la financiación.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD