16-01-2019 / 11:29 h EFE

Investigadores españoles, mediante la inteligencia artificial, han identificado en el genoma de personas asiáticas la huella genética de una nueva especie de homínido desconocida, resultado del cruce de neandertales y denisovanos y que se cruzó con el hombre moderno hace decenas de miles de años.

Aunque se sabía que denisovanos y neandertales, los parientes extintos más cercanos a los seres humanos, se cruzaron en algún momento de la historia, como confirmó el hallazgo de un hueso el pasado verano en Denisova (Siberia), este trabajo confirma que la mezcla fue generalizada y dio lugar a una especie híbrida que se cruzó con el hombre moderno.

El trabajo, que publica 'Nature Communications", ha utilizado por primera vez con éxito el 'deep learning' (algoritmos de aprendizaje automático) para explicar la historia humana, abriendo la puerta a que se extienda el uso de esta tecnología para responder otras preguntas en biología genómica y evolución.

A través de la combinación de algoritmos de 'deep learning' y métodos estadísticos, investigadores del Instituto de Biología Evolutiva (IBE-UPF), del Centro Nacional de Análisis Genómico (CNAG-CRG), del Centro de Regulación Genómica (CRG) y de la Universidad de Tartu (Estonia) han identificado en el genoma de individuos asiáticos esta huella de la nueva especie de homínido.

El análisis computacional del ADN humano actual apunta a que la especie desaparecida fue un híbrido de neandertales y denisovanos y que se cruzó en Asia con los humanos modernos que salieron de África.

Según ha explicado el investigador del IBE-UPF Jaume Bertranpetit, "hace unos 80.000 años se produjo el conocido 'Out of Africa', cuando una parte de la población humana que ya era de humanos modernos abandonó el continente africano y se extendió a otros continentes, dando lugar a todas las poblaciones actuales".

"A partir de entonces -ha puntualizado el catedrático de la UPF- sabíamos que se produjeron cruces de humanos modernos con los neandertales en todos los continentes menos en África y con los denisovanos en Oceanía y seguramente en el sudeste de Asia, pero la evidencia de cruces con una tercera especie extinta aún no se había confirmado con certeza".

Hasta ahora, la existencia de la tercera especie del antepasado humano era sólo una teoría que explicaría el origen de algunos fragmentos del genoma humano actual, pero, según Bertranpetit, ha sido el uso del 'deep learning' lo que ha permitido pasar del ADN a la demografía de las poblaciones ancestrales.

El mayor problema que han tenido que afrontar los investigadores ha sido el análisis de modelos demográficos mucho más complejos que los que se habían considerado hasta ahora, y para los que no existían herramientas estadísticas de análisis.

Según Óscar Lao, investigador del CRG, "el 'deep learning' es un algoritmo que imita la forma en que funciona el sistema nervioso de los mamíferos, con diferentes neuronas artificiales que se especializan y aprenden a detectar en los datos aquellos patrones que son importantes para llevar a cabo una tarea determinada".

"Nosotros hemos aprovechado esta propiedad para hacer que el algoritmo aprendiese a predecir la demografía humana usando genomas obtenidos a través de cientos de miles de simulaciones para recorrer un posible camino de la historia de la humanidad", según Lao.

Mayukh Mondal, actualmente investigador en la Universidad de Tartu y anteriormente en el IBE, ha puntualizado que el trabajo consolida la hipótesis de esta tercera especie o población que coexistió con los humanos modernos y se cruzaron con ellos y ello "encaja con el ejemplar híbrido descubierto en Denisova, pero aún no podemos descartar otras posibilidades".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2019
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD