12-01-2019 / 13:29 h EFE

IU se ha dado de plazo hasta la primera quincena de febrero para cerrar una candidatura de izquierdas en Cantabria, y aunque mantiene abierta la posibilidad de que Podemos se sume, también se ha ratificado en su decisión de descartar a la formación morada como socio preferente en esa confluencia.

Mediados de febrero es el plazo límite para materializar alianzas con otras formaciones políticas para las elecciones autonómicas de mayo que ha acordado la coordinadora autonómica, el máximo órgano de decisión del partido en Cantabria, en una reunión que mantuvo ayer y de la que ha informado hoy IU en un comunicado.

En la reunión fue ratificada por unanimidad la decisión que tomó la dirección el mes pasado de continuar la confluencia autonómica con Equo "y otros agentes sociales".

El máximo órgano autonómico validó también otro de los acuerdos de diciembre: descartar como aliado preferente a Podemos, "manteniendo abierta hasta febrero la posibilidad de que se sumen al tren Cercanías que ya está en marcha y que no espera más", advierte IU a la formación morada.

IU subraya que Cantabria necesita una alternativa "a la falta de rumbo de la comunidad”, con “un capitán ausente, que está más cómodo en el dique seco de los platós de Madrid”, en lugar “de las aguas del Cantábrico”, dice en alusión al presidente de Cantabria y líder de los regionalistas, Miguel Ángel Revilla.

Y añade que continuará desgranando sus propuestas políticas “desde la estabilidad y la confianza” que, afirma, “hoy da Izquierda Unida”, con su trabajo en los ayuntamientos y a nivel autonómico.

Destaca además que IU ha demostrado que es capaz de elegir a su candidato, Israel Ruiz Salmón, en primarias “con total normalidad”, y sin descuidar “la atención a demandas” de las familias cántabras.

Mientras tanto, Podemos sigue inmerso en su crisis interna, dirigido por una gestora, con su proceso de primarias paralizado y a la espera de una salida al conflicto abierto entre sus diputados en el Parlamento de Cantabria.

El último capítulo de esa crisis se ha vivido esta semana, con la decisión de la gestora de desvincular a Podemos del grupo parlamentario y la solicitud que ha presentado Ordóñez ante el Parlamento para abandonarlo.

La gestora ha acordado que Ordóñez siga representando a Podemos en el Parlamento como diputada no adscrita y ha reclamado el acta a los otros dos diputados, José Ramón Blanco y Alberto Bolado, que pasarían a formar parte del grupo mixto.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2019
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD