09-01-2019 / 21:49 h EFE

La presidenta del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Consuelo Contreras, reclam hoy al Estado chileno una ley que "proteja los sitios de memoria" histrica como "medida de no repeticin" de los crmenes cometidos durante la dictadura militar que encabez el general Augusto Pinochet (1973-1990).

En una visita a la Casa Memoria Jos Domingo Caas, Contreras lament que "a ms de 40 aos del golpe militar" no se haya generado una "poltica de proteccin de los sitios de memoria" como el que hoy visit en Santiago.

La actual Casa Memoria fue un centro de "detencin, tortura, desaparicin y exterminio" a cargo de la DINA (Direccin de Inteligencia Nacional) entre agosto y noviembre de 1974, agreg Contreras.

"Hay lugares (de memoria) que reciben fondos insuficientes y hay otros que no reciben ninguno. Se requiere una poltica de Estado que proteja con financiacin permanente y no que aporte fondos para dos o tres aos sin tener seguridad sobre su continuidad", explic.

La directora de la Fundacin de la Casa Memoria Jos Domingo Caas, Marta Cisternas, explic que "entre 100 y 200 personas pasaron por esta casa, de las cuales 58 permanecen en calidad de detenidas desaparecidas y hubo una ejecutada poltica (Lumi Videla)".

"Este lugar no ha sido debidamente protegido por el Estado de Chile. Esta siendo mantenido por personas voluntarias porque Chile no tiene polticas de memoria y tampoco tiene una ley de sitios. Por lo tanto los lugares como este estn bajo la responsabilidad de las organizaciones y familiares que lo mantenemos", agreg Cisternas.

La Casa Jos Domingo Caas fue demolida en 2000 al ser adquirida por un empresario y antes de poder ser declarada monumento histrico.

"Tras su destruccin ya no se pudo declarar monumento histrico pero s como sitio de memoria. El establecimiento de este estatus no implica la manutencin ni proteccin del lugar o de los elementos del museo, sino que solo obliga a que se destine a ese nico fin", explic Cisternas.

Desde 2009, la Fundacin restaur con fondos propios parte del lugar y estableci los cimientos y delimit las estancias en las que se encerr a las personas que permanecieron "detenidas y torturadas".

Los otros nicos elementos que se mantienen en el lugar son una palmera y la piscina, que fue usada para torturas, segn los supervivientes del lugar.

"Una vez a la semana, los presos eran sacados al exterior y, aunque llevaban una venda en los ojos, por debajo lograban ver la palmera y la piscina. Para los que sobrevivieron, estos elementos son una constatacin de que este es el lugar donde estuvieron, donde fueron torturados y testigos de asesinatos", asever Cisternas.

Hasta 2017 la Casa Memoria de Jos Domingo Caas se financi con fondos propios y el ao pasado logr recibir una subvencin por parte del Estado, que permiti mantener el lugar abierto a visitas durante la semana.

A pesar de ello, desde la Fundacin y desde el INDH reclaman una "ley" que asegure el mantenimiento de estos lugares con una financiacin regular y no "insuficiente".

El pasado mes de octubre la Casa Memoria fue objeto de un acto vandlico en que se cortaron las alarmas, la electricidad y se rompi una ventana.

Cisternas afirm que an se desconocen los autores de los hechos, pero que esto es un sntoma de la "poca proteccin" a este tipo de lugares.

"Esto no solo ha pasado aqu tambin ha sucedido en otros espacio de memoria y el Estado no se ha hecho cargo. Si no hay polticas que lo preserven, no tenemos posibilidad de cuidarlo", concluy Cisternas.

En Chile, durante la dictadura de Pinochet, segn cifras oficiales, unos 3.200 opositores murieron a manos de agentes del Estado, de los que 1.192 figuran an como detenidos desaparecidos, mientras otros 40.000 fueron torturados y encarcelados.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo ms tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Marzo 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD