05-01-2019 / 10:49 h EFE

La población de águila de Bonelli o perdicera (Aquila fasciata) ha alcanzado los 29 ejemplares en Mallorca en 2018, lo que significa que desde 2014 se ha duplicado la presencia de esta especie de rapaz que estuvo extinguida en la isla durante más de cincuenta años y se reintrodujo en 2011.

La Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca considera el dato "muy alentador" aunque "todavía queda mucho por hacer" y se ha comprometido en un comunicado a continuar trabajando "para consolidar esta tendencia".

El mayor incremento de la población se produjo entre 2013 y 2014 y se ha mantenido desde entonces.

El año pasado, además, se redujo notablemente el número de ejemplares muertos por electrocución, el principal peligro para estas aves, con la muerte de un único ejemplar juvenil, el pasado diciembre, cuando la media de los últimos años se situaba entre tres y cuatro individuos.

Estos resultados se han obtenido con un esfuerzo conjunto entre el Govern y la empresa Endesa, con la que la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca mantiene un convenio de colaboración desde 2004 para corregir los tendidos eléctricos, y son un estímulo para incrementar los esfuerzos para evitar esta causa de mortalidad accidental de grandes aves.

La cifra de electrocuciones ha ido descendiendo desde 2016.

El departamento autonómico ha destacado que la evolución del águila de Bonelli es indicativa de lo que ocurre con otras especies que no son objeto de un seguimiento tan intensivo y que también son muy sensibles a la electrocución, como son el milano, el águila pescadora o el águila calzada.

En 2009, el Govern aprobó el Plan de Reintroducción del Águila de Bonelli en Mallorca. Posteriormente, el Consorcio para la Recuperación de la Fauna de las Islas Baleares (Cofib) y la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca han participado en el programa europeo Life Bonelli, con el objeto de implementar gran parte de las acciones previstas en el Plan de Reintroducción.

Desde que se inició el proyecto, el águila de Bonelli ha vuelto a criar en libertad en la isla y actualmente presenta una nueva población formada por 29 ejemplares, de los cuales casi la mitad ya han formado parejas territoriales.

En estos últimos años, han nacido once ejemplares en libertad, en cuatro lugares diferentes de la isla. El plan de reintroducción se dio por finalizado en 2017, tras la liberación de 41 ejemplares en Mallorca, a los que se añaden los nacidos en libertad en la isla.

Un estudio reciente de la Universidad de Barcelona (UB) ha determinado que, actualmente, la población de águila de Bonelli es autosostenible y que, según la previsión de los modelos demográficos, tenderá a aumentar en el futuro.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD