27-12-2018 / 19:29 h EFE

Más de 200 personas han secundado esta tarde la manifestación convocada por el Comité de Empresa de TUA, empresa concesionaria del transporte urbano de autobús de Oviedo, por el bloqueo de las negociaciones de las reivindicaciones de los trabajadores con la dirección.

La marcha, encabezada con una pancarta en la que se podía leer el lema "TUA-Grupo Alsa. Por un servicio de calidad ¡¡No más precariedad laboral", ha salido de la estación de Renfe para finalizar frente al Ayuntamiento de Oviedo.

El Comité de Empresa convocó la manifestación tras el fracaso de las negociaciones en una nueva reunión que ayer se prolongó durante más de once horas en la sede del Servicio Asturiano de Solución Extrajudicial de Conflictos (SACEC).

La falta de acuerdo también motivó el mantenimiento de la huelga, de la que hoy se ha secundado una cuarta jornada tras los paros celebrados los días 4, 13 y 18 de diciembre y de los que aún están pendientes los convocados para el 2, el 3 y el 4 de enero.

El Comité de Empresa acusa a la dirección de no dar respuesta, tras semanas de negociación, a ninguna de sus reivindicaciones.

Además, asegura que TUA rechaza regular el uso de los sistemas anti-alcohol instalados en los autobuses para los conductores dentro de un "protocolo de seguridad y salud" más amplio, con un "objetivo 0,0 alcohol".

Por su parte, la empresa de transporte subraya su "máximo compromiso con la seguridad" e insiste en que "no va a renunciar a la implantación de nuevos sistemas de seguridad, en línea con las tendencias del conjunto del sector del transporte de viajeros".

TUA considera "incomprensible" la pretensión del Comité de Empresa de que un trabajador pueda seguir conduciendo autobuses en el transporte urbano de Oviedo "aunque haya dado positivo en varias ocasiones en un plazo de dos años".

Además, la compañía rechaza la propuesta del Comité de que el uso de que el "alcolock", un sistema que impide el arranque si el conductor supera las tasas permitidas, sea voluntario, y no obligatorio, y que su implantación se lleve a cabo en modo de prueba.

Al margen del "alcolock", el Comité insiste en que la convocatoria de huelga se debe a otro tipo de reivindicaciones, como la reposición de la plantilla y la reducción de los contratos de formación, que han pasado de cinco en 2015 a veintiuno en la actualidad, o el reconocimiento de los tiempos de descanso de acuerdo a la jornada del conductor.

La cuarta jornada de huelga de TUA ha estado marcada por sendos ataques a dos autobuses que han sido denunciados por la compañía ante la Policía Nacional.

El primero de los ataques se produjo a las 8:35 horas cerca del centro comercial INTU cuando el autobús número 3635 de la línea D recibió un impacto en la luna de detrás del puesto del conductor.

Fuentes de la compañía han explicado que el objeto, que pudo ser una piedra o una bola de acero, atravesó el vehículo rompiendo dos cristales, uno de cada lado del vehículo, "en hora punta, con el vehículo en marcha y con pasajeros dentro".

El segundo ataque se produjo en Tudela Veguín a las 8:50 horas contra el autobús 4604 de la línea L, que recibió otro impacto en una luna cuando se encontraba parado y vacío al final del trayecto.

La empresa ha advertido de la "extrema gravedad" de estos "actos vandálicos" por el riesgo que supone para trabajadores y viajeros.

El presidente del Comité de Empresa, Manuel Villaverde, ha expresado su condena por estos hechos.

El Comité "siempre se desmarca y condena estos hechos", ha dicho Villaverde en declaraciones a Efe.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2021
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD