01-10-2018 / 19:39 h EFE

La Asociación de Rehalas Regionales ARRECAL considera "positiva" la decisión de la Dirección General de Salud Pública de la Junta de Extremadura de apostar por minimizar el impacto sobre el sector cinegético de su Plan de Control de Hidatidosis (enfermedad parasitaria).

Finalmente, la desparasitación de los perros de caza se ha fijado cada ocho semanas solo durante la temporada de caza (octubre a febrero) y el resto del año cada seis meses, según ha informado en un comunicado de prensa.

Ha asegurado que esta decisión del Ejecutivo extremeño ha sido posible gracias al intenso trabajo del sector cinegético, con el "inestimable y fundamental apoyo" de la Federación Extremeña de Caza, y especialmente al trabajo de la asociación.

En este sentido, ha recordado que ya el 15 de enero de 2018 presentó unas alegaciones a la resolución la Dirección General de Salud Pública, en la que se establecían la forma y la periodicidad del tratamiento frente a ténidos de los perros de Extremadura.

ARRECAL hizo hincapié en que una periodicidad tan reducida del tratamiento obligatorio podía plantear riesgos innecesarios a la salud general de los canes, principalmente en perras gestantes e individuos debilitados.

También alertó de la posibilidad de generar resistencias del parásito, debido a la utilización demasiado frecuente y repetida de antihelmínticos de la misma clase durante un período de tiempo prolongado.

Aludió además a la carga burocrática para la tenencia de los perros de actividades cinegéticas, ante la necesidad de solicitar duplicados de la cartilla sanitaria o el pasaporte de animales de compañía de cada perro, para poder dejar constancia oficial escrita de la fecha de los tratamientos administrados contra echinococcus.

En febrero, ARRECAL mantuvo reuniones de trabajo con representantes del PSOE y de la Dirección General de Salud Pública y posteriormente, ese mismo mes, se emitió "un documento de conciliación y consenso para el desarrollo normativo que ahora se ha publicado".

No obstante, la Asociación de Rehalas Regionales ha advertido de que la caza de rehala en libertad en toda la geografía nacional puede ser condicionada en Extremadura, al "no clarificar esta norma la obligación de desparasitación de los perros provenientes de otras comunidades autónomas".

Más aún, ha añadido, desde la publicación del Ministerio del documento aclaratorio de la vacunación antirrábica, en el que se debe cumplir la normativa sanitaria de residencia habitual de los perros.

Por otro lado, ARRECAL considera fundamental para la simplificación administrativa un convenio con las autoridades extremeñas de sanidad animal para modificar y ampliar los pasaportes de los canes en aras de evitar duplicados de estos al cumplimentar con un calendario tan intenso el aparato de desparasitaciones frente a echinococcus.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2021
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD