24-06-2018 / 13:50 h EFE

La IX Feria de Antigüedades de Munilla, celebrada este fin de semana con la participación de cuarenta anticuarios, se ha consolidado como un referente nacional de las antigüedades de calidad, ha informado hoy a Efe uno de los portavoces de la organización, Ignacio Fernández.

Más de tres mil personas, muchas de ellas procedentes de comunidades autónomas del norte de España, se han acercado este fin de semana a visitar esta Feria, cuya novena edición la ha convertido en la más interesante por la calidad de los expositores y el género expuesto, ha indicado Fernández.

El número de expositores extranjeros y la presencia del mueble nórdico -con piezas de la década de los 60 y 70 del siglo XX y otras del siglo XIX-, ha explicado, ha cerrado en esta Feria todo el círculo internacional en la moda de las antigüedades.

El género expuesto en la Feria ha demostrado estar "alejado" de lo que es un mercadillo o un desembalaje de un solo día y los comerciantes, algunos llegados de lugares a una distancia de entre 1.000 y 2.000 kilómetros de Munilla- se han mostrado "satisfechos" de las transacciones realizadas, ha agregado.

La Asociación de Amigos de Munilla, organizadora de la Feria, junto al Ayuntamiento de la localidad, está "muy satisfecha" de que esta Feria se ha convertido en un referente nacional de las antigüedades de calidad, ya que hay público que "espera esta cita anual" y que proviene de otras comunidades, ha incidido Fernández.

La impresión de los anticuarios participantes y de la organización, ha agregado el portavoz, es que es la única de esta naturaleza que se celebra fuera de una gran ciudad y que aglutina anticuarios de España y del extranjero.

Un año más, ha dicho, Munilla ha logrado el objetivo de acercar el mundo del arte antiguo a la localidad y, además, reivindicar el Alto Cidacos, como un atractivo turístico de esta zona de La Rioja Baja.

Entre los comerciantes que han participado en la Feria y que la han hecho ser "más lujosa" de lo habitual, está un anticuario procedente de Pau (Francia), quien ha expuesto piezas de orfebrería de alta gama.

Una decena de anticuarios son franceses y el resto procedentes de distintas provincias españolas, como Navarra, Vizcaya, Álava, Guipúzcoa, Madrid, Barcelona, Lleida, Burgos, Palencia, Zaragoza, Cuenca, Castellón, Alicante y La Rioja.

La Feria también ha acogido una gran variedad de piezas con una antigüedad superior a los cincuenta años, así como artículos «vintage» y «shabby chic» más recientes, de las décadas de los 60 y 70 del siglo XX o el mueble nórdico del siglo XIX.

Los puestos han sido muy variados y en ellos ha destacado la especialización, con joyas, muebles de estilo suntuario y rústico, pintura tradicional española del siglo XIX, objetos etnográficos y militares, juguetes y artículos de papel, entre otras piezas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Marzo 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD