14-06-2018 / 14:51 h EFE

La carga y ansiedad que tienen que soportar los familiares cuidadores de personas mayores incrementa en un 33,4 % las posibilidades de maltrato hacia éstos, según un informe del Instituto Universitario de Investigación en Atención Primaria (IDIAP) Jordi Gol.

El estudio revela que el 68 % de los cuidadores de ancianos manifiesta sentimientos de carga, el 59 % sufre síntomas de depresión y el 55 % de ansiedad, factores que según el IDIAP "se detectan en las consultas de atención primaria y por tanto se puede ayudar a las personas cuidadoras para prevenir situaciones de abuso o maltrato".

Según la investigación, el 33,4 % de ancianos dependientes está en una situación de riesgo de maltrato o abuso y los factores que más se asocian con este hecho son: el sentimiento de carga de los cuidadores, la ansiedad que sufren, la percepción de agresividad por parte de la persona mayor cuidada, y la mala relación previa.

Entre los posibles malos tratos que pueden sufrir las personas mayores, el estudio describe el físico, psicológico, sexual, económico, y de negligencia y vulneración de derechos, según el estudio.

Con este estudio, "sabemos que la prevalencia de riesgo de abuso es alta entre los cuidadores del entorno familiar y que algunos factores que la favorecen pueden prevenirse, como la ansiedad y los sentimientos de carga", según el investigador Francesc Orfila.

Orfila ha afirmado que es "esencial" que los profesionales de la atención primaria, que son los más cercanos a las familias, "tomen conciencia de estos factores de riesgo y sus causas para detectarlos y poder diseñar estrategias e intervenciones de prevención primaria y secundaria".

Es "muy importante dotar de recursos de apoyo al cuidador y sensibilizar a la sociedad y a los profesionales sanitarios y sociales como mossos d'esquadra, bancos, notarios" para prevenir y disminuir los malos tratos a las personas mayores, según Orfila.

La investigación se llevó a cabo en 72 equipos de atención primaria de Barcelona y participaron en él 829 cuidadores además de las personas mayores dependientes que recibían sus cuidados y consistió en entrevistas en el domicilio utilizando diferentes cuestionarios validados.

Casi el 40% de los encuestados afirmó que a menudo se encontraba tan cansado y exhausto que no podía satisfacer las necesidades de la persona que cuidaba, y el 20,6 % manifestó que a menudo tenía que rechazarla o ignorarla.

El 45,4 % aseguró tener problemas para controlar el carácter de la persona que cuidaba, un 42,2 % de los cuidadores llegó decir que algunas veces se veía forzado a ser duro o severo con la persona que cuidaba y un 32,6 % declaró que a menudo se veía forzado a actuar contra su voluntad o hacer cosas que lo hacían sentir mal.

En cuanto al perfil del cuidador, el 82,8 % eran mujeres con una edad media de 63,3 años, la mayoría no tenían un trabajo remunerado (78,1 %), el 58 % eran hijas de las personas cuidadas y el 32 %, su pareja.

La media de tiempo que llevaban dedicadas al cuidado era de 8,4 años, la actividad les ocupaba la mayor parte del día, y el 23,4 % no contaban con nadie más en caso de necesidad.

En el 87,4 % de los casos, los cuidadores convivían con la persona que cuidaban y habían mantenido una buena relación previa (87,1 %), el 68 % manifestó sobrecarga, el 59 % padecía depresión y el 55 %, ansiedad.

La mayoría de personas cuidadas eran mujeres (65,6 %) con una edad media de 84,2 años, el 64,2 % sufría deterioro cognitivo moderado o severo y el 67,5 % presentaban una dependencia total o severa.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2019
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD