18-02-2018 / 15:38 h EFE

El ex primer ministro y líder del gubernamental Partido Demócrata (PD), Matteo Renzi, pidió hoy a los católicos que apoyen a su formación de centroizquierda en las elecciones del 4 de marzo y no secunden a la coalición de derechas, que "no es moderada".

Renzi se expresó así en un acto de campaña en Roma, donde pidió evitar que la alianza formada por el conservador Forza Italia, la xenófoba Liga Norte y el ultraconservador Fratelli d'Italia gane los comicios.

Los últimos sondeos legalmente publicados daban el viernes a esta coalición el 35 % de los sufragios, por lo que se quedaría a las puertas del 40 % necesario para gobernar.

El PD de Renzi se alzaría con un 23 %, según estas estimaciones, por detrás también del antisistema Movimiento Cinco Estrellas, que sería el partido más votado en solitario con cerca del 28 % de los apoyos.

"Pido al mundo católico que reflexione bien. Hago un llamamiento (...) porque nos encontramos ante una encrucijada", dijo, al tiempo que solicitó a estos votantes católicos que admitan que "el centroderecha de hoy no es moderado".

Reconoció que es posible que los sectores más conservadores del país no estén de acuerdo con algunas políticas impulsadas durante su Gobierno, como el reconocimiento de las uniones civiles o el testamento vital, contra el ensañamiento terapéutico en enfermos.

Pero señaló que no han sido las únicas y enumeró otras medidas aprobadas como la ley de ayuda a discapacitados, la ley contra el desperdicio de alimentos o sobre cooperación internacional.

Además, hizo un llamamiento a las filas de su partido y a sus votantes para que no se dejen desanimar por las encuestas y crean en la victoria: "Dejemos de lamentarnos, vayamos a ser el primer partido del país y el primer grupo parlamentario. O lo consigue el PD o hay un problema en Italia".

Renzi, que dimitió en diciembre de 2016 tras el fracaso en el referéndum sobre la reforma constitucional, cargó contra el Movimiento Cinco Estrellas (M5S), después de que el diario "Corriere della Sera" haya informado de que Gregorio De Falco, candidato del M5S al Senado, ha sido denunciado por su mujer por malos tratos a esta y a una de sus hijas.

De Falco es también conocido en Italia por ser el comandante de la capitanía de Livorno que en la noche del naufragio del Costa Concordia en 2012 llamó varias veces al capitán de aquel barco, Francesco Schettino, para que volviese a bordo e informase de la situación y de los muertos que ya se habían producido.

"Si hay algún candidato que pone las manos sobre su mujer o su hija, todos debemos decir: no, nunca. No se bromea con la violencia. No podemos arriesgarnos a tener representantes de este nivel. La lucha contra la violencia machista debe ser patrimonio de todos", subrayó, sin nombrar expresamente a De Falco.

Finalmente, se dirigió a los potenciales votantes de la xenófoba Liga Norte en Roma y en el sur para recordarles la vieja consigna de la formación de "Roma, ladrona" y que durante años ha mantenido un discurso a favor del norte, a pesar de que ahora quiera conquistar el sur de Italia.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2019
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD