30-11-2017 / 22:40 h EFE

El único acusado vivo del asesinato hace 30 años del misionero y jesuita español Vicente Cañas, por su firme defensa de una reserva indígena en la Amazonía, fue condenado hoy a 14 años y 3 meses de prisión.

El comisario de Policía Civil jubilado Ronaldo Antonio Osmar, el único de los seis acusados que aún vive tres décadas después del crimen y que había sido absuelto por falta de pruebas en 2006, fue declarado culpable por el nuevo jurado convocado por la Justicia Federal del estado amazónico de Mato Grosso.

La sentencia fue celebrada por los cuatro sobrinos del misionero que acudieron a la ciudad de Cuiabá a asistir al juicio, así como por los integrantes del Consejo Indigenista Misionero (Cimi), entidad vinculada al Episcopado de la Iglesia católica en Brasil y del que Cañas fue uno de los fundadores.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2019
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD