27-10-2017 / 18:20 h EFE

Profesionales de los hospitales del Instituto Catalán de la Salud (ICS), Germans Trias i Pujol y Vall d'Hebron y del Departamento de Salud han iniciado un estudio para determinar los mejores circuitos para trasladar a los pacientes que han sufrido un ictus lejos de un centro terciario.

El estudio, que se hace en colaboración con el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) y de los 26 hospitales de referencia de la red pública de Cataluña, denominado RACECAT, incluirá cerca de dos mil pacientes y tendrá una duración de dos años, según ha informado el ICS.

Actualmente, se hace el seguimiento de los primeros 300 pacientes que participan en el estudio y está previsto que se puedan hacer análisis preliminares durante la primavera del 2018.

El próximo domingo, día 29 de octubre, se celebra el Día Mundial del Ictus, que este año se centra en la prevención.

En Cataluña el ictus es la primera causa de discapacidad, la primera causa de muerte en las mujeres y una de las diez causas más frecuentes de mortalidad entre los niños.

El estudio RACECAT quiere determinar si es mejor llevar en un primer momento a las personas que han sufrido un ictus grave a un centro distante, pero que pueda extraer el trombo mediante cateterismo, o a uno más cercano, pero sin esta capacidad.

Actualmente no hay ninguna evidencia científica que permita saber cuál de las dos opciones es la más eficaz

Para ello, el estudio evaluará qué circuitos de traslado permiten un acceso más rápido al tratamiento endovascular a los pacientes que lo requieren y, en definitiva, determinar cuáles ofrecen más posibilidades para que los pacientes se recuperen.

El objetivo es que las conclusiones del trabajo aporten evidencia científica para poder planificar los circuitos y protocolos referentes al traslado de los pacientes que han sufrido un ictus grave y también permitirán determinar si hay que aumentar el número de hospitales que ofrecen tratamiento endovascular.

Un aspecto clave en este proyecto ha sido la implantación de la escala RACE (acrónimo de Rapid Arterial oClusion Evaluation, que significa evaluación rápida de la oclusión arterial), que fue diseñada hace cuatro años por neurólogos del Hospital Germans Trias y desarrollada por profesionales del SEM, que se ha convertido en una referencia internacional.

Esta escala permite que los profesionales del SEM puedan evaluar fácilmente en el mismo lugar de los hechos la gravedad del ictus y determinar si es posible que el paciente pueda tener obstruida una de las principales arterias del cerebro.

Junto con la distancia en el hospital terciario, el criterio principal para que un paciente pueda ser incluido en el estudio RACECAT es haber obtenido una puntuación elevada cuando se lo evalúa con la escala RACE.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2019
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD