20-01-2017 / 14:30 h EFE

La reducción en la incidencia de la gripe la segunda semana de enero en Castilla y León ha incidido en una menor presión sanitaria, con 2.578 urgencias hospitalarias ayer en la Comunidad, 176 menos que el mismo día del año anterior, según ha explicado hoy el Consejero de Sanidad, Antonio Sáez.

La ocupación de los hospitales está en el 80,8 por ciento, con lo que hay casi un 20 por ciento de camas sin ocupación aunque hay algunas unidades especiales, lo que indica que los hospitales "no están al límite", ha precisado el consejero tras la firma de un acuerdo con las hermandades de donantes de sangre de la Comunidad.

A pesar de ese respiro que ha dado la gripe, que sigue rozando los 400 casos por 400.000 habitantes, la Consejería sigue con las 240 camas habilitadas para hacer frente a las necesidades asistenciales y mantiene la contratación temporal de personal para reforzar algún servicio y los turnos de urgencias.

Con datos también de ayer, a lo largo de enero sólo se han suspendido siete intervenciones quirúrgicas de las 12.000 realizadas, correspondientes a un hospital de los considerados pequeños, que ha tenido que adoptar la medida por su menor número de camas, que incide en la capacidad de gestión.

El consejero ha confiado en que se consolide esa reducción de la incidencia de la gripe y que con ello la demanda en urgencias y en ocupación de camas se normalice.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Abril 2019
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD