22-12-2016 / 13:01 h EFE

El invierno en Castilla y León se caracterizará por temperaturas más altas de los normal, después de un otoño con unas medias también más altas y que ha sido el quinto más cálido del siglo XXI, con un déficit de precipitaciones en los dos primeros meses.

Esta tendencia de pocas precipitaciones, sobre todo en la zona de Tierra de Campos, ha cambiando en noviembre, con la llegada de las lluvias más generalizadas y con las primeras nevadas, así lo recoge el balance climático del otoño en Castilla y León y el avance para los próximos meses presentados hoy por el delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología, Juan Pablo Álvarez.

Para los dos próximos meses, la AEMET prevé en Castilla y León temperaturas ligeramente más altas de lo habitual y pocas precipitaciones, aunque pueden ser "algo superiores" en el noroeste de la comunidad.

En Navidad, habrá nieblas en Nochebuena, heladas débiles y un posible aumento del viento, según ha subrayado Álvarez, quien no ha previsto unas navidades "nevadas", por lo que para las estaciones de esquí no será "un año de los mejores".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2019
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD