11-12-2016 / 19:00 h EFE

La Audiencia de Cantabria juzgará a partir del martes a los alcaldes pedáneos de Lusa y Maño, en Castro Urdiales, por supuestos delitos de estafa, prevaricación, apropiación indebida y coacciones en el contrato de arrendamiento y explotación de unos terrenos de una antigua explotación minera.

La acusación la ejercen los empresas de la UTE a la que fue adjudicada el contrato, mientras que el fiscal pide la libre absolución de los dos pedáneos porque considera que no está acreditado que infringieran la normativa para perjudicarlas ni que se hayan apropiado de dinero.

Para el fiscal, el contrato de arrendamiento "no ha sido un puro artificio al servicio del fraude" y lo que se ha producido es una discrepancia entre las dos partes, que cree que debe ser resuelta por la vía civil.

La acusación particular considera que los dos alcaldes sabían que era imposible que se pudieran aprovechar los restos de los minerales de los terrenos que habían revertido a las juntas vecinales tras finalizar la explotación minera.

Según las empresas, idearon un modo de estafarlas y de apropiarse de 1,2 millones de euros para ingresarlos en cuentas bancarias de las juntas vecinales y después hacerlos desaparecer.

La acusación pide siete años de cárcel y nueve de inhabilitación para cargo público para el alcalde de Mioño y diez años de prisión y quince de inhabilitación para el de Lusa.

Está previsto que el juicio continué el miércoles y el jueves.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD