12-06-2016 / 10:49 h EFE

Reig Jofre, la quinta farmacéutica cotizada española por volumen de facturación, planea ampliar la capacidad de sus plantas españolas, situadas en Sant Joan Despí (Barcelona) y Toledo, con el fin de dar cobertura, principalmente, a la demanda que se genere en nuevos mercados internacionales.

En una entrevista concedida a Efe, el consejero delegado de esta compañía, Ignasi Biosca, ha asegurado que no tiene aún cuantificada la inversión prevista para 2016 y 2017 en ambas plantas, pero ha subrayado que "hay planes para aumentar la capacidad tanto en Toledo, que produce antibióticos inyectables y orales, como en Sant Joan Despí, en el ámbito de los inyectables".

El consejero delegado de esta compañía familiar ha recordado que la farmacéutica tiene una cartera de productos pendientes de aprobación por parte de las autoridades sanitarias de diferentes países, y ha aclarado que toda inversión en las plantas españolas estará ligada por completo "al incremento de la demanda" que se vaya produciendo.

En todo caso, Reig Jofre, que es la empresa resultante de la fusión entre la farmacéutica catalana del mismo nombre y la valenciana Natraceutical, tiene claro que hará una primera inversión para ampliar la capacidad de la planta de Sant Joan Despí este verano y otra en el primer trimestre de 2017.

Y es que desde esta planta se abastece al mercado japonés, que espera que ya en 2017 sea "su primer mercado fuera de Europa".

Desde marzo de este año, Reig Jofre produce un anestésico hospitalario para el mercado nipón y espera "volúmenes importantes de encargos de Japón" a partir del segundo semestre de este año.

Una vez que ha conseguido entrar en un mercado tan exigente como Japón, Biosca espera que ello le "abra puertas" para vender más productos de la compañía.

Asimismo, Reig Jofre también tiene grandes esperanzas puestas en nuevos mercados como el estadounidense o el indonesio.

Biosca ha recordado que Reig Jofre tiene pendientes de registro seis productos en EEUU, pero no se ha atrevido a precisar cuándo pueden empezar a vender en este país.

En cuanto a Indonesia, confía en empezar a comercializar en 2018 un anestésico.

Por otra parte, Biosca ha avanzado que la farmacéutica invertirá un millón de euros en desarrollar el test in vitro de diagnóstico molecular para la diagnosis precoz del cáncer de endometrio que ha adquirido a Oryzon Genomics.

Esta inversión está pensada para potenciar el "lanzamiento internacional" de este producto desarrollado conjuntamente por Reig Jofre y Oryzon Genomics.

En cuanto a la estructura accionarial de Reig Jofre, participada en un 74 % por Reig Jofre Investments, el vehículo inversor de la familia Reig, y en un 13 % por Natra, ha recordado el compromiso de situar el 'free float' -porcentaje que cotiza libremente en bolsa- de la compañía del 13 % actual al 25 %.

En este sentido, Biosca ha asegurado que, para lograrlo, "la primera opción" sigue siendo que Natra venda su participación en la compañía antes de acabar el año, aunque si esta compañía quiere continuar en el capital "buscaremos alternativas que puedan permitir" aumentar el 'free float', ha añadido.

Reig Jofre organiza su negocio en dos grandes ámbitos: RJF Pharma, la división que aglutina sus productos propios, y RJF CDMO, especializada en la producción para otras compañías.

La empresa produce antibióticos, inyectables y liofilizados, cuenta con productos de áreas como la dermatológica, la respiratoria o bien la ginecológica y vende también complementos nutricionales y de cuidado de la salud bajo la marca Forté Pharma.

Reig Jofre, que el año pasado facturó 156,91 millones y ganó 8,75 millones, estima alcanzar en el año 2019 una cifra de negocios de 200 millones de euros.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2019
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD