27-05-2016 / 19:29 h EFE

Expertos en tuberculosis bovina han anunciado hoy que la vacuna de esta enfermedad para jabalíes ya ha sido científicamente desarrollada y probada de manera práctica, de forma que, a falta únicamente de trámites administrativos, podría estar disponible en unos meses.

Así lo han avanzado en una conferencia celebrada en el marco del I Congreso Ibérico de Caza y de Conservación organizado por la Federación Extremeña de Caza y que se está celebrando estos días en Olivenza (Badajoz).

El anuncio de la citada vacuna ha tenido lugar durante el transcurso de la ponencia "Tuberculosis bovina. Interacción entre caza y ganadería", moderada por la abogada cinegética Paula Simóes y que ha contado con la participación de Christian Gortázar Schmidt, doctor en veterinaria y jefe de Sanidad y Biotecnología en el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos.

En la ponencia han participado también Pedro Fernández-Llario, doctor en veterinaria por la Universidad de Extremadura y director de Ingulados; y Cristina Sanz Jiménez, jefa del servicio de Sanidad Animal de la Junta de Extremadura.

Gortázar Schmidt ha aclarado que la vacuna "no es la bala plata" contra la tuberculosis, de forma que es imprescindible aplicar planes integrales que aborden este problema desde todos los frentes para poder frenar el avance de la enfermedad.

En el caso de la fauna silvestre, ha apostado por una triple vía: prevención, vacunación y control de poblaciones; un modelo donde la vacuna sería "un elemento más, pero no puede pensarse que será la solución definitiva.

Ha manifestado que desde el Gobierno central se está trabajando en el diseño de un plan de control de tuberculosis centrado en las especies silvestres, según recoge la organización del Congreso de Caza en un comunicado de prensa.

Fernández-Llario ha incidido en el éxito de algunas experiencias de mejora de hábitat y de alimentación de especies silvestres contra la tuberculosis, como el uso de piensos enriquecidos con calcio y vitamina D, además de con desparasitación, lo que lleva a una "disminución de la mortalidad y enfermedad contenida".

Además, ha reclamado que los espacios naturales protegidos "deben ser gestionados con criterios técnicos", con un control de poblaciones basado en datos objetivos.

Ambos expertos han coincidido también en que actualmente está demostrado que las aves necrófagas no transmiten ni sufren la enfermedad, por lo que deben formar parte de cualquier proceso que se quiera impulsar.

Mientras, Cristina Sanz ha defendido la actuación de la Junta y las medidas que se han incorporado en este sentido, al tiempo que ha señalado que la caza "no es el problema, sino parte de la solución".

Asimismo, Sanz ha defendido que el aumento de la incidencia en el sector cinegético se debe a los cambios incorporados en la gestión del sector en los últimos años.

"El problema afecta con grandes pérdidas a la caza y a la ganadería, y si no se ataja cuanto antes será un grave problema para la caza", por lo que "es necesario el compromiso y el trabajo de forma sinérgica del sector de la caza y la ganadería".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2019
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD